REGULACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS (Perú)


REGULACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS

Descarga

REGULACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS
La regulación de servicios públicos en el Perú es realizada a través de organismos públicos descentralizados adscritos a la
Presidencia del Consejo de Ministros. Cada organismo regulador cuenta con un consejo directivo conformado por cinco
miembros, de los cuales uno a uno es cambiado cada año. Asimismo, cuentan con presupuesto autónomo (independiente
del Tesoro Público) que proviene del aporte equivalente hasta al 1% de la facturación de las empresas reguladas. Cabe
señalar que este aporte obligatorio a los reguladores es traspasado a los consumidores en la forma de mayores tarifas. Así, en
el 2005 los consumidores cubrimos los S/. 300 millones del presupuesto de los reguladores (incluyendo Osiptel, Osinerg,
Ositran y Sunass).
REGULADORES EN EL PERÚ
Reguladores de Servicios Públicos Otros Reguladores
Un factor elemental en la supervisión de los servicios públicos es evitar la captura del regulador por parte de las empresas que
conforman la industria regulada. El riesgo de captura implica que el ente regulador se ve influenciado en sus decisiones por
la(s) empresa(s) supervisada(s) con mayor poder de mercado, pues su presupuesto depende de los ingresos de dichas
empresas. Por otra parte, el hecho de que una empresa dominante sea la regulada puede generar comportamientos poco
objetivos por parte del regulador. Así, para evitar cualquier duda sobre su independencia el regulador podría incurrir en
políticas distantes de criterios técnicos al momento de establecer las tarifas y el marco regulatorio para la empresa.
Otro aspecto que pone en riesgo la regulación es la interferencia política o politización. Esto es, que el regulador no sea libre
para tomar sus decisiones y/o para hacerlas respetar, puesto que existen otras instancias públicas (ministerios, Congreso, etc.)
que pueden alterarlas. Un ejemplo claro se da en las continuas intervenciones del Congreso a través de la comisión de
defensa al consumidor con el objetivo de forzar la reducción de las tarifas públicas con un evidente afán electoral.
El hecho de existir un solo ente regulador le brindaría a este mayor peso e importancia, a diferencia de tener varios
reguladores por sector. Así, se plantea consolidar una única institución, con un peso similar al del BCRP (con autonomía
constitucional). El mayor peso de un único regulador para todos los servicios públicos evitaría situaciones donde el regulador
de un solo sector prácticamente regula a una sola empresa y sus ingresos dependen directamente de esta.
Por último, la fusión de organismos reguladores implicaría un ahorro de recursos pues existen áreas comunes
(administración, finanzas, logística, etc.) que pueden trabajar en una sola institución. Esta unión promovería una mayor
capacidad técnica por parte de las gerencias comunes (como economía y judicial) al tener que apoyar a todas las comisiones
especializadas abarcando todas las áreas de regulación de servicios públicos.
Una crítica usual a la fusión es que se perderá calidad en la regulación. Este argumento carece de validez, pues una fusión no
implica que se tenga que disminuir las áreas técnicas y especializadas que hoy tienen los reguladores. El hecho de contar con
un solo regulador posibilitaría el establecimiento de comisiones especializadas en cada sector (en energía, agua y saneamiento,
etc.) y de un tribunal de regulación que serviría como una segunda instancia independiente (lo que no sucede en la
actualidad).
Organismo
Presupuesto 2005
(S/. Mill) Trabajadores
Osinerg 143 261
Osiptel 136 134
Sunass 11 60
Ositran 10 50
Organismo
Presupuesto 2005
(S/. Mill) Trabajadores
Sbs 109 390
Indecopi 49 318
Conasev 29 143
Fuente: IPE
ORGANISMO ÚNICO DE REGULACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS
(Organigrama)
Gerencia de
Estudios
Económicos
Gerencia
Legal
Gerencia de
Administración y
Finanzas
Gerencia General
Directorio
Tribunal de Regulación de Servicios Públicos
Comisión
de energía
Comisión
de Telecom
Comisión
de Transp.
Comisión
de agua y
Sanea.
Relación Jerárquica
Relación de coordinación
Fuente: IPE
PROPUESTAS:
􀂃 Los organismos reguladores requieren autonomía constitucional para evitar la interferencia política.
Adicionalmente, es fundamental darles peso, capacidad técnica y reducir su dependencia presupuestal de
determinadas empresas.
􀂃 La idea de unir a los organismos reguladores (OSIPTEL-OSINERG-OSITRAN-SUNASS) bajo la sombrilla de
una sola institución es una propuesta que busca que la regulación en el Perú sea más fuerte, técnica y de prestigio.
Así, debe mantenerse la especialidad en la regulación por cada sector, para fortalecer la capacidad técnica y la
institucionalidad de la regulación., pero a su vez se debe contar con áreas comunes que ayuden a la gestión.
􀂃 Para tal fin, se propone que se formen comisiones especializadas por sector (a partir de cada institución), con
rotación escalonada de miembros, para garantizar independencia del gobierno de turno. Los directores en su
totalidad serían elegidos mediante concurso público y que trabajarían a tiempo completo; además, tendrían un
período fijo de gestión (para que no puedan ser removidos por presiones políticas). Estos directorios sectoriales
serían la primera instancia de la regulación y se podrán apelar sus fallos ante un Tribunal de Regulación de Servicios
Públicos, como segunda instancia (tal como ocurre en el caso del Indecopi). Por otro lado, se tendrán áreas técnicas
de apoyo comunes (estudios económicos, legal y administración y finanzas), mucho más sólidas y profesionales y
dirigidas por una única gerencia general.
􀂃 Dado que se establecería un esquema similar al de Indecopi, el presidente de la organismo regulador tendría por
misión asegurar la calidad técnica de las comisiones y del tribunal de regulación, el apoyo de las gerencias comunes
a todos los sectores supervisados y el buen funcionamiento de la institución en general. De esta manera, se
prevendría que el presidente y el directorio en general fuesen blancos de presiones políticas y/o mediáticas, pues
ellos no decidirían directamente las políticas de regulación de cada sector.
􀂃 Del mismo modo, se debería reducir el tope máximo del presupuesto asignado a los reguladores (actualmente
equivalente hasta al 1% de la facturación de las empresas reguladas) a fin de forzar su eficiencia y evitar que los
mayores presupuestos se traduzcan en mayores tarifas. Se plantea que el tope se reduzca gradualmente año a año
hasta llegar a 0.4% de la facturación de las empresas reguladas.
􀂃 La autonomía administrativa, económica y financiera que se le otorgue a los reguladores, debe tener su contraparte
en la exigencia de mayor transparencia en la información a los mercados, así como la inclusión de la responsabilidad
de promoción de inversión privado en sus sectores respectivos.
􀂃 Adicionalmente a la propuesta de fusión de reguladores de servicios públicos, se debe evaluar la absorción de
Conasev por parte de la SBS. Ambas entidades se relacionan con el sistema financiero, y su unión elevaría el nivel
técnico y dinamizaría la gestión de Conasev.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: