AGUA Y POBREZA: INFORME DE AVANCE SOBRE LA INICIATIVA REGIONAL PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE


Título: AGUA Y POBREZA: INFORME DE AVANCE SOBRE LA INICIATIVA REGIONAL PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.

Autor: BID

Año: 2003

Fuente: Tercer Foro Mundial del Agua

descarga

AGUA Y POBREZA
INFORME DE AVANCE SOBRE LA INICIATIVA REGIONAL
PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
Programa BID-Países Bajos
para GIRH
BID
BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID)
ASOCIACIÓN PAÍSES BAJOS-BID PARA LA GIRH
ASOCIACIÓN MUNDIAL DEL AGUA (GWP)
CARE INTERNACIONAL
AGUA Y POBREZA
Informe de avance sobre la iniciativa regional
para América Latina y el Caribe
Tercer Foro Mundial del Agua
Kyoto 19-20 de marzo 2003
Los comentarios y opiniones vertidas en el presente documento son de los participantes en los talleres
en su capacidad personal, no como representantes de sus respectivas instituciones y no necesariamente
representan la opinión oficial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la Asociación
Países Bajos-BID para la GIRH, de la Asociación Mundial del Agua (GWP) y de CARE Internacional.
INDICE
I.
Antecedentes
II.
Presentación
III.
Desarrollo
IV.
Resumen y síntesis de los talleres
V.
Anexos
1. Documento de trabajo del BID
2. Resultados del Taller Regional GWP/SAMTAC-BID
3. Resultados del Taller Regional GWP/CATAC-BID
4. Resultados del Taller Regional CARE/América Central
5. Resultados del Taller Regional CARE/América del Sur
1
I. Antecedentes
Después del Segundo Foro Mundial Sobre el
Agua (WWF2 por sus siglas en inglés) celebrado
en La Haya, el Secretariado establecido
por el gobierno de Japón para organizar
el Tercer Foro (WWF3 por sus siglas en inglés),
solicitó al Banco Asiático de Desarrollo
(ADB por sus siglas en inglés) que tomara el
liderazgo para preparar la organización de
un diálogo sobre agua y pobreza, en colaboración
con otras organizaciones y entidades
incluyendo el Banco Mundial, agencias financieras
bilaterales y regionales, instituciones
de investigación y organizaciones no
gubernamentales (ONGs).
Por su rol en el financiamiento del desarrollo
en el hemisferio, el Banco Interamericano de
Desarrollo (BID) fue abordado por el ADB
para tomar el liderazgo en esta iniciativa en
América Latina y el Caribe. Dada la importancia
del tema del agua para la región de
América Latina y el Caribe (ALC) y porque la
reducción de la pobreza es uno de los dos
objetivos principales de la institución, las
autoridades del BID consideraron adecuado
a sus propósitos el aceptar tomar dicho
liderazgo en ALC en esta iniciativa global del
ADB.
En consecuencia y con el apoyo de la Asociación
Países Bajos-BID para la Gestión
Integrada de los Recursos Hídricos (GIRH),
el BID inició discusiones con varias organizaciones,
entre ellas la Asociación Mundial
del Agua (GWP por sus siglas en inglés),
CARE y otras, acerca de las posibles actividades,
productos y participación de la región
en esta actividad.
II. Presentación
Durante más de cuatro décadas, el Banco
ha otorgado financiamiento para proyectos
relacionados con el agua, por un monto
promedio de mil millones de dólares americanos
por año. El impacto de un proyecto
en el desarrollo socioeconómico presenta
muchos aspectos, tanto a nivel macro como
a nivel micro, los cuales necesitan ser evaluados.
Sin embargo, en los proyectos de
gran magnitud, por lo general solamente el
impacto a macro escala ha sido comúnmente
evaluado para tomar decisiones acerca
de seguir adelante o no con el mismo.
En áreas tradicionalmente pobres, el efecto
de un proyecto en la equidad y reducción
de las condiciones de pobreza necesita
también ser evaluado mediante indicadores
que midan la situación del ingreso en las
familias antes y después del proyecto. Muchas
veces, los indicadores miden metas de
avance físico pero no el impacto final en los
parámetros indicados, dando como resultado
que proyectos calificados de
exitosos por haber cumplido las metas físicas,
puedan no tengan ningún impacto
real en mejorar la situación de ingreso de
los beneficiarios.
Un análisis de la relación entre la disponibilidad
del recurso agua y la pobreza de los
países pasa por considerar dos dimensiones
diferentes del problema. En la primera se
enfatiza la dimensión de satisfacción de
necesidades básicas de la población y en la
segunda, el rol del agua como insumo en la
producción y su posible contribución al crecimiento
de un sector económico y al crecimiento
de un país.
Se ha hecho evidente, entre otras cosas, la
necesidad de desarrollar indicadores de
impacto de los proyectos de agua, ya sea
en la satisfacción de necesidades básicas o
como factor de producción en el crecimiento
económico y en la reducción de la pobreza,
así como lineamientos para incorporarlos en
futuras operaciones de financiamiento.
2
Tomando en consideración ambas dimensiones
y no solamente la tradicional dimensión
social, el BID ha preparado una propuesta
de acciones (ver Anexo 1), buscando
que las inversiones en proyectos y programas
relacionados con el agua, tengan
un mayor y más efectivo impacto real en la
lucha contra la pobreza.
A fin de crear sinergias con organizaciones
como la Asociación Mundial del Agua (GWP)
y CARE Internacional, que se encontraban
organizando reuniones de consulta nacionales
y regionales para el Diálogo sobre Agua
y Gobernabilidad (otro de los temas centrales
del WWF3), el BID, GWP y CARE han
establecido vínculos de colaboración para
organizar eventos conjuntos sobre Agua,
Gobernabilidad y Pobreza. En tal sentido, se
han organizado conjuntamente cuatro talleres
regionales, dos para América del Sur y
dos para América Central y el Caribe. El
BID patrocinó la organización de una sesión
sobre Agua y Pobreza en cada uno de los
talleres regionales para América del Sur y
América Central organizados por GWP. El
presente informe se refiere a los cuatro
talleres mencionados.
III. Desarrollo
Objetivos de los Talleres:
El objetivo general de los talleres fue
analizar y aprender sobre el tema del agua
y sus vínculos e incidencia sobre la pobreza,
e identificar temas comunes para trabajar
en los siguientes años alrededor de una
estrategia regional.
Los objetivos específicos de cada taller,
aunque relacionados con el tema de agua y
pobreza, variaron dependiendo
de la orientación de los mismos. En los dos
talleres organizados por GWP-BID, el tema
de agua y pobreza fue tratado en una sesión
separada, mientras que en los talleres
organizados por CARE internacional, dicho
tema fue tratado en conjunto con el tema
de agua y gobernabilidad. A continuación,
se presentan los objetivos específicos de
los talleres.
• Presentar un borrador de propuesta a
profesionales del agua de América Latina
y el Caribe, discutirla y recibir orientaciones
e insumos sobre la misma;
• Recibir insumos y aportes sobre cómo las
inversiones en proyectos y programas relacionados
con el agua, pueden tener un
mayor y más efectivo impacto en el crecimiento
económico de los países y en la
reducción de la pobreza;
• Recibir insumos y aportes sobre la mejor
manera de medir estos impactos.
• Establecer un marco estratégico de visión
y acción, a partir del análisis del contexto
mundial y regional, así como de experiencias
concretas y sus lecciones aprendidas,
que permitan contar con algunos elementos
de análisis alrededor de los temas
agua, pobreza y gobernabilidad, para
proponer lineamientos para la reducción
de la pobreza y el fortalecimiento de la
gobernabilidad a partir del manejo integral
del agua en las subregiones.
• Analizar las lecciones aprendidas y experiencias
prácticas de programas, proyectos
o estudios de caso en las subregiones,
que muestren la interdependencia existente
entre el manejo del agua y la pobreza
y sus implicaciones sobre la gobernabilidad
local y/o nacional.
• Socializar, reflexionar y establecer tendencias,
criterios y desafíos alrededor del
manejo del agua y la pobreza, identificando
ventanas de oportunidad, recursos
nacionales y regionales, establecer algunos
acuerdos y definir los próximos pasos
para avanzar hacia una estrategia regional
para promover una gestión hídrica eficaz,
que impacte en la pobreza y la gobernabilidad
local, nacional y regional.
3
IV. Síntesis de los talleres
En su conjunto, el resultado de los talleres
se ha agrupado en los seis temas siguientes:
• Diálogo sobre agua y pobreza;
• Implicaciones del desarrollo y manejo de
los recursos hídricos y de la gobernabilidad
del agua en el crecimiento económico
y reducción de la pobreza;
• Indicadores;
• Lecciones aprendidas e información disponible;
• Visión estratégica; y
• Marco estratégico de acción
En los Anexos 2 a 5 se presenta un detalle
de los resultados de cada uno de los
cuatro talleres. A continuación se presenta
un resumen y síntesis de los principales
puntos levantados durante los cuatro talleres
en conjunto.
Tema 1: Diálogo Sobre Agua y Pobreza
Se consideró que el diálogo sobre agua y
pobreza debería enfocarse en dos dimensiones
simultáneamente: (i) La satisfacción
de las necesidades básicas con el enfoque
macro, donde el acceso a agua potable y
obras de saneamiento mejoran el bienestar
de la población; y el enfoque de capital
humano donde la productividad del trabajador
esta ligada a su estados de salud, el
cual depende del acceso a agua potable; y
(2) el agua como insumo a la producción
para que las inversiones en agua en los
sectores industriales, agrícolas, energéticos,
etc., puedan favorecer el crecimiento
económico, la creación de empleos y contribuir
al desarrollo sustentable de los países
de la región.
Enfocando la tendencia hacia la urbanización
que actualmente se manifiesta en la
región, se planteó el concepto de la “nueva
ruralidad”, puesto que actualmente hay
ruralidad en el medio urbano, representada
por personas que reciben ingresos fuera
del medio agrícola. Se recalcó también la
necesidad de que la negociación comercial y
política de alianzas comerciales en la región,
tal el caso del MERCOSUR, tomen en
cuenta la situación especial de la población
rural más pobre, lo cual involucra apoyar,
reconvertir y subsidiar a los sectores menos
favorecidos.
Respecto a las inversiones, se mencionó
que en los últimos 40 años el Banco ha cofinanciado
más de 1,000 millones de dólares
al año en el sector agua. Las lecciones
aprendidas enseñaron que también es importante
evaluar el proyecto al nivel micro
y no solamente al nivel macro, asumiendo
que los proyectos iban a tener un impacto
en la pobreza. Se enfatizó en que la demanda
y la sola disponibilidad de recursos
financieros no garantizan necesariamente el
éxito de las inversiones. Los componentes
blandos como capacidad institucional se
vuelven también trascendentes para asegurar
el éxito de los proyectos y se debe pensar
en la sustentabilidad de los mismos.
Con base en esta experiencia, el BID está
implementando una nueva estrategia institucional
de apoyo para los países de la región,
orientada al crecimiento económico y
la reducción de la pobreza, por lo cual hay
un renovado énfasis en lograr que las inversiones
tengan un impacto cuantificable
en la reducción de la misma. Para ello, sin
embargo, se ha hecho evidente la necesidad
de disponer de indicadores para medir
el impacto de los proyectos sobre la reducción
de la pobreza.
La principal conclusión fue que el problema
de la pobreza es multidimensional y que
para su solución hace falta hacer alianzas
estratégicas entre los diferentes sectores de
la sociedad y entre el sector público y privado.
Ello debe basarse en tres pilares:
desarrollo social y económico, manejo sustentable
de los recursos naturales y gobernabilidad
del agua y manejo de este recurso.
4
Tema 2: Implicaciones del Desarrollo y
Manejo de los Recursos Hídricos sobre
el Crecimiento Económico y Reducción
de la Pobreza
Este tema es muy amplio, por lo cual dentro
del mismo se discutió sobre diversos
elementos y situaciones relacionados con el
mismo. Para mayor claridad, el texto se ha
agrupado alrededor de los aspectos principales
que fueron abordados en las discusiones.
Pobreza
La pobreza ha sido medida comúnmente
bajo el concepto de Necesidades Básicas
Insatisfechas (NBI), pero no se ha dado el
reconocimiento que merece el tema político,
ambiental y de exclusión y no se ha
introducido el tema de género de una manera
adecuada.
Es necesario tener un enfoque de pobreza
más integral, no solamente desde el punto
de vista del ingreso. También es importante
la calidad de vida. Por ejemplo, la gente
puede estar dispuesta a pagar solamente
por gozar de una fuente especial que quieren
conservar. El placer de poder bañarse,
de jugar con el agua, de tener un jardín.
También bienes públicos como plazas, parques.
La educación en el uso del agua también
es importante, para utilizarla de mejor
manera en el propio bienestar, no solamente
el acceso a la misma.
Por lo tanto, el concepto y definición de
pobreza debe ser más amplio y no solamente
incluir el ingreso. Por ejemplo, la
institucionalidad es importante, para incluir
el agua como un activo, mediante la consideración
de los servicios ambientales. Pero
hay que recordar que el agua también puede
ser causa de pobreza. El agua puede ser
un factor importante en más o en menos
para la promoción del desarrollo, pues afecta
tanto la falta de agua como el exceso de
la misma. En el mismo orden de ideas, se
mencionó que las obras de infraestructura
también pueden generar impactos, vulnerabilidad
y riesgo sobre poblaciones, generalmente
las más excluidas, tales como los
grupos indígenas.
Gobernabilidad
Los conceptos de pobreza y gobernabilidad
deben enfocarse como categorías socioeconómicas
y políticas en su relación con un
recurso de muy complicado manejo Sobre
el concepto de gobernabilidad, se indicó
que debe perseguir el uso racional del recurso
agua, en forma equitativa, democrática,
descentralizada y con metas a largo
plazo. Todos los beneficiarios deben ponerse
de acuerdo frente a la disponibilidad del
recurso hídrico, lo cual se hace notar cuando
la presión sobre el mismo aumenta considerablemente.
Participación
La tendencia en los países de América Latina
ha sido un modelo de gestión caracterizado
por una visión sectorizada, que ha
demostrado ser ineficiente y poco participativa.
En este sentido, se opinó que no se
puede seguir percibiendo el agua con enfoques
particulares, ni obviando temas tan
importantes como la participación de las
municipalidades, de las organizaciones comunitarias
y de la población en general, en
la toma de decisiones para el manejo del
agua y de los recursos naturales asociados.
Es importante que la población se apropie
del proyecto y comparta sus beneficios,
aunque las poblaciones afectadas por un
proyecto no sean las beneficiadas del mismo.
Se presentó el ejemplo de una comunidad
en Nicaragua, donde la población no se
conectó al un sistema de alcantarrillado
porque no se resolvió su preocupación económica
respecto al mismo.
Gestión integrada de recursos hídricos
Como paradigma para analizar el tema se
propuso la Gestión Integrada de Recursos
Hídricos (GIRH) ó expresándolo en forma
más delimitada, manejo integral de la
cuenca (lo que incluye el manejo de las
clasificaciones de subcuenca y microcuenca).
Este enfoque de manejo integral consiste
en que el recurso agua debe utilizarse
5
para satisfacer necesidades básicas (garantizando
el acceso al agua como derecho
humano), para mejorar la salud y como
insumo para la producción (produciendo
más trabajo y por ende mayores ingresos).
Se dijo así mismo, que el enfoque de atención
debe ser multidisciplinario (ingenieros,
biólogos, economistas, abogados, etc.),
tomando en cuenta a todos los sectores
(agricultura, industria, consumo humano,
energético, recreación, turismo, biodiversidad)
y actores (Gobierno central y municipal,
organizaciones comunales, gremios y
población y general), pues no bastan proyectos
de ingeniería hidráulica para enfrentar
el problema. Sin embargo, se anotó que
no hay que descuidar el aspecto del costo
de la conservación ambiental con relación al
nivel de pobreza de la población.
Por otro lado, se argumentó que, si bien la
GIRH es importante desde el punto de vista
macro, lo importante para el pobre es contar
con el agua mínima que necesita para
producir. Por lo tanto, no hay que confundirlo
con tanto concepto abstracto como el
manejo integrado de recursos hídricos. Para
el actor pobre, lo que interesa es enfoque
micro, no el macro.
Agua potable y saneamiento
En los talleres también se opinó acerca de
que el agua potable debe ser un derecho
humano inalienable y que la dificultad de
acceso al agua y al saneamiento es una de
las causas de pobreza; si bien no la primera,
puede estar en segundo lugar. Se dijo
que existe una relación inequívoca entre la
adecuada provisión y uso del agua y el estado
de salud de la población beneficiaria,
así como entre el acceso al agua y la calidad
de vida básica de las comunidades en
situación de pobreza.
Se reflexionó también sobre la dimensión
de la problemática de la contaminación del
agua en la región, en la cual se incorpora el
elemento adicional de pérdida de valor de
las tierras ante la magnitud de la contaminación
y sus implicaciones. Se hizo énfasis
en la importancia de retomar el tema desde
una perspectiva mas amplia, con la participación
de toda la sociedad y no solo del
Estado.
Privatización
Al surgir el tema de las privatizaciones,
algunos participantes manifestaron que la
privatización no resolvió nada. El estado
tampoco y continúa incompetente para resolver
los problemas. Se externaron al respecto
varias opiniones sobre la conveniencia
o inconveniencia de las privatizaciones y
los riesgos a los que los países están expuestos
pues sin no se hacen bien, pueden
ser causa de pobreza.
Valor económico
Por otra parte, se opinó que el agua ha adquirido
un valor económico, aunque no necesariamente
de mercancía, pero sí considerando
la tasa de retorno en las inversiones
y como objeto de interacción entre diversos
actores o agentes que intervienen
en su conservación, administración y utilización
con diversos fines. Los servicios de
agua deben ser vistos no solo desde la
perspectiva de la inversión sino que también
se necesita incorporar el valor económico
del acceso. Sin embargo, en opinión
de algunos participantes, parece que se
está muy lejos de universalizar el establecimiento
de mecanismos que hagan operativo
el considerarlo, por un lado y por otro,
si no se hace énfasis en ello se generarán
dinámicas más complejas de pobreza.
Desarrollo económico
Al respecto, se opinó que la inversión en
recursos hídricos es favorable para la disminución
de la pobreza. La opinión generalizada
fue que el agua debe ser entendida
como una oportunidad para el desarrollo
económico. Como ejemplo, se citó que la
inversión en riego genera 2-3 veces el empleo
que había antes del riego. En algunos
proyectos, la rentabilidad del riego es alta.
En Chile, por ejemplo, el 36% de la superficie
regada genera el 100% de las exportaciones.
Se hizo ver también que en otros
casos, los proyectos de riego se caracteri6
zan por no tener la rentabilidad económica
y social esperada. Se enfatizó entonces el
punto de que es necesario invertir en
aquello que es más rentable.
Respecto a esto último, se puntualizó que la
actividad económica no es suficiente. Para
el crecimiento es necesaria la reinversión
productiva del producto de la actividad económica.
A la par de las políticas de crecimiento
económico, deben haber políticas
claras para que los sectores pobres puedan
beneficiarse y no solo los sectores empresariales.
Globalmente, una obra puede ser
rentable, pero las oportunidades que crea
pueden ser desiguales para los sectores
más pobres y los sectores empresariales.
Para ello deben existir las adecuadas políticas
sociales y en ello el Estado juega un rol
importante.
Oferta de agua
Se hizo ver que no solamente debe atenderse
a la demanda de agua sino también a
la oferta de agua. Al respecto, se recordó
que la disminución de los caudales afecta
la producción agrícola, la generación de
electricidad y el abastecimiento de agua
potable a la población. Es por lo tanto necesario
también invertir para medir, cuantificar
y tener un mejor conocimiento del recurso
tanto en cantidad como en calidad.
¿Como se pueden desarrollar políticas sin
tener información adecuada sobre el recurso
agua? Es necesario saber de cuanta
agua se dispone, pero por lo general en la
región y en especial en América Central, los
sistemas hidrometeorológicos están en muchos
casos desactualizados.
Dignidad de vida
Sin embargo, se hizo ver que el problema
de la pobreza es multisectorial, por lo que
es muy difícil operativizar las soluciones.
Estas deben ser más integrales, pues no
solamente dando agua se soluciona el problema.
¿Qué otros factores son también
importantes? ¿Cuál es la definición de pobreza?
¿Cuál es la dignidad de la vida? ¿ Es
más importante tener agua potable a no
tener luz? Debe integrarse todo. Disponibilidad
y accesibilidad deben ir de la mano.
Dignidad de vida debe incluirlo todo: agua
potable, riego, energía, etc., por lo que
deben colectivizarse las inversiones y no
solamente pensarse en agua potable.
Sustentabilidad
En el orden práctico, se mencionó que es
necesario internalizar el costo de las inversiones.
También se hizo referencia al problema
que, después de los procesos de modernización
en el manejo de los recursos
hídricos, pasa mucho tiempo antes que lleguen
las inversiones, lo cual es contraproducente.
Muchas veces, no se capitalizan
los datos disponibles en los diseños de los
proyectos y tampoco se capitalizan las lecciones
aprendidas acerca de la necesidad
de tomar en cuenta las características de
las cuencas y las particularidades nacionales
para sostener una visión de la sustentabilidad.
Se resaltó también la importancia
de considerar para futuras intervenciones
en la región, el factor de concentración poblacional
vs. la ubicación de los recursos
hídricos.
Uno de los problemas más serios es el de la
sustentabilidad financiera de los proyectos
de todo tipo y especialmente en los de agua
potable. Se dijo que, en muchos casos, siete
de cada diez servicios construidos dejan
de operar a los tres años. Actualmente, no
se maneja el concepto del valor del agua y
al fijar tarifas bajas, no se pueden sostener
los sistema de agua. Se mencionó el caso
de San Salvador donde, al igual que en
muchos otros países, se maneja el concepto
de precio de agua bajo para beneficiar a los
pobres, sin tomar en consideración que ello
se revierte posteriormente en déficit del
servicio y cobertura, dando como resultado
que los pobres terminan pagando más por
el agua.
Conclusión
Finalmente, se concluyó en que ambos enfoques:
el agua como factor de desarrollo
social y como factor de producción, son
compatibles, pero es necesario que haya un
7
proceso de acumulación inicial de riqueza
para que tengan el efecto deseado.
Tema 3: Indicadores
Durante las discusiones relacionadas con
este tema, se indicó la necesidad de crear
una “cultura de evaluación”, puesto que los
proyectos deben haber sido bien evaluados
antes del otorgamiento del financiamiento
para poder evaluar sus impactos una vez
terminados y se sugirieron algunos indicadores
específicos. En los Anexos 2 y 3 se
incluye una lista de los indicadores que fueron
sugeridos por los participantes para su
posible consideración al tratar de medir el
impacto de los proyectos hídricos en el aumento
de la calidad de vida y la disminución
de la pobreza. A continuación se resumen
algunas de las observaciones hechas
respecto a este importante tema.
Algunos participantes hicieron énfasis en
que los indicadores deben ser sencillos, y
relevantes para la realidad de los países o
de subregiones específicas, como América
Central, el Caribe, la subregión andina, etc.
Pero que no solo cuantitativamente se pueden
probar hipótesis. Existen métodos
combinados cuantitativos y cualitativos, por
lo que hay que incluir también la medición
de la calidad y no solamente la cantidad.
Hubo expresiones de cautela respecto a los
peligros involucrados al tratar de establecer
una relación directa entre agua y pobreza.
Antes de definir indicadores, se apuntó, es
necesario definir el marco sociocultural y
socioeconómico que priva en un país en un
momento dado de su historia.
Retomando uno de los tópicos discutidos en
el tema anterior, se hizo énfasis nuevamente
en que el uso del agua no debe ser sectorial,
sino integral. Por lo tanto, será importante
tratar de valorar el agua como
recurso natural, abandonando, por lo tanto,
los indicadores clásicos. Más bien hay que
pensar en indicadores nuevos. Por ejemplo,
se mencionó que es importante trabajar
sobre las microcuencas y medir el trabajo
de abajo hacia arriba; medir la apertura
para la participación y también el grado de
dicha participación. Hay que ver al productor
rural no solamente como un consumidor
de agua, sino también como un responsable
del ciclo hidrológico; como responsable de
mantener la oferta de agua.
En tal sentido, se propuso una matriz de 2
x 2 para ayudar en el proceso de identificación
de indicadores. Cada uno de los cuadrantes
de la matriz tendría que contar con
indicadores distintos, por lo que es necesario
poner atención en definir mejor esas
topologías y aprender a balancear las relaciones
entre ellos.
Los proyectos de agua deben ser evaluados
por indicadores múltiples que tengan en
cuenta los aspectos ecológicos, sociales
(equidad), económicos (productividad, eficacia,
eficiencia), conservación de los bienes
naturales y culturales, sistemas de monitoreo
empleado, etc. Se propuso explorar
indicadores multicriterio, incluyendo los
aspectos institucionales (que cambio ex –
post se habrá producido en la nueva “ingeniería
institucional” adoptada para un caso
específico en un país dado).
Los participantes señalaron la necesidad de
identificar las variables que pueden ser importantes
para la definición de los indicadores.
Por ejemplo: culturales, políticas, institucionales,
demográficas, económicas, ambientales,
de calidad, cantidad y disponibilidad
del agua, etc. Para cada variable así
definida se propuso establecer indicadores
directos e indirectos. Por ejemplo, para
calidad del agua, algunos indicadores indirectos
pueden ser las formas de disposición
de desechos sólidos, la letrinización rural,
los sistemas de alcantarillado urbano, el
tratamiento de aguas residuales, etc.
TIPO DE INTERVENCIÓN EFECTO GENERAL EFECTO PARTICULAR
Intervención sectorial o integral X X
Intervención focalizada X X
8
En la misma línea de pensamiento, se mencionó
que las inundaciones, por ejemplo,
son un factor de pobreza. Por lo tanto, la
población sujeta a inundaciones podría ser
un indicador que podría utilizarse. También
podrían usarse indicadores de expulsión o
de no expulsión de población del medio
rural al urbano. Se mencionó que, si bien el
efecto indirecto sobre educación y capital
humano es difícil de medir, podría hacerse
a través de aspectos tales como el número
de días de ausencia de la escuela, disminución
del aprendizaje de los alumnos, etc.
Otros aspectos que se sugirió considerar
fueron cuantificar el ahorro de tiempo de
mujeres y niños al acarrear agua de fuentes
distantes hacia sus viviendas. También se
sugirió que podría cuantificarse el ahorro al
no tener ya que comprar agua en tambos
por contar con servicios domiciliares. Se
sugirió también la importancia de incluir en
la evaluación el impacto sobre el “tiempo
libre” de las personas, así como el grado de
“inclusión social”. Hay que medir el valor
del tiempo de los campesinos pobres y
apoyarlos para la participación en reuniones
relacionadas con el mejoramiento del uso
del agua. Igualmente en cuanto a la mujer,
madre de familia, sería importante valuar el
tiempo que debe dedicar para crear a sus
hijos, aunque este es un aspecto difícil de
medir.
Un aspecto interesante que se introdujo
durante las discusiones fue el de la “canasta
normativa o canasta básica de agua” (m3
de agua por persona) para medir la pobreza,
verificando o comprobando relaciones
entre acceso al agua/salud preventiva/
ahorro del tiempo (costos de oportunidad
para otras actividades/ aspectos de
participación real de la población objetivo
directamente involucrada; por ejemplo los
sectores pobres para los cuales se quiere
mejorar la calidad de vida, etc.
Finalmente, se señaló que para establecer
indicadores es fundamental la existencia de
datos y que los mismos sean confiables. En
tal sentido, se mencionó la conveniencia de
iniciar acciones para la homogenización de
los datos en ciertas subregiones, como
América Central o subregiones al interior de
países como Argentina o Brasil, donde podría
hacerse uso de mapas para visualizar
la diferenciación espacial del estado de la
relación agua y pobreza. En el caso de
América Central, se enfatizó mucho la necesidad
de fortalecer los sistemas hidrometeorológicos
de los países, para contar con
la información necesaria sobre cantidad y
calidad del agua y fortalecer la planificación
del recurso hídrico.
Tema 4: Información Disponible
Se mencionó que se están generando iniciativas
de comunidades y ciudadanos alrededor
del abastecimiento de agua y muy recientemente,
otras que van mas allá de
este uso particular del agua. Se informó,
por ejemplo, que existe una iniciativa a
nivel de los países del Caribe mediante la
cual se establecerán normas de calidad del
agua en el sector turístico, lo cual se traducirá
en un uso productivo del recurso.
Se mencionó también que existen estudios
en los que se están haciendo análisis desde
la perspectiva de agua -salud y casos interesantes
de valoración del impacto económico
de contar con acceso al recurso, a
nivel de sectores pobres.
Entre los ejemplos específicos que se mencionaron
de casos que pueden ilustrar la
relación del defecto y el exceso del agua en
el desarrollo están los de Brasil (Nordeste,
Bahía) y la cuenca del Paute en Ecuador,
donde está por iniciarse un programa de
lucha contra la pobreza. En Perú existen
estudios de casos sobre la relación aguasalud
y en Ecuador existen datos sobre un
programa integral para la reducción de pobreza
en la zona fronteriza con Perú. CINARA
de Colombia, cuenta con experiencias
sobre el desarrollo de indicadores sencillos
en América Central y en Chile hay experiencia
empírica sobre como, entre los años
1990 y 2000, los niveles de pobreza se redujeron
a la mitad debido al crecimiento
económico más que a las políticas sociales.
Hay también datos de correlaciones entre
seguridad hídrica y pobreza (a mayor inse9
guridad, menor desarrollo). También sobre
la rentabilidad de proyectos de riego.
Se mencionó también que las encuestas de
hogares que se realizan en varios países,
pueden ser una fuente importante de información.
Podrían aprovecharse incluir
nuevas preguntas y mejorar las caracterizaciones
(antes y después de los proyectos)
y así ahorrar costos. También los censos
cuentan con datos sobre migración rural
(los más pobres emigran antes por ser más
vulnerables).
Entre las fuentes importantes de información
a considerar para la identificación de
las variables y la identificación de indicadores
se mencionaron al PNUD que ha desarrollado
los indicadores de desarrollo
humano, los estudios de CEPAL y los de
OPS/OMS, así como los estudios de los Fondos
Nacionales de Inversión Social, los reportes
anuales de las Comisiones Nacionales
de Emergencia y los estudios ex-ante y
post proyecto de los organismos financieros
como el BID y el Banco Mundial. Los estudios
de impacto ambiental de los proyectos
también pueden ser una fuente de información
valiosa. Cada país dispone también de
indicadores ambientales y se mencionó que
cada país produce un informe sobre el estado
de la Nación, en el cual hay información
valiosa. Como ejemplo, se dio el presentado
por Costa Rica al inicio del taller de
Heredia.
Para América Central fueron descritas experiencias
específicas y lecciones aprendidas
en El Salvador (uso de micromedidores,
relación agua-salud, apropiación de la comunidad,
manejo de microcuencas y agricultura
en laderas), Costa Rica, República
Dominicana y Puerto Rico (análisis del subsector
agua potable), Costa Rica (externalidades
de grandes proyectos hídricos) y Panamá
(desarrollo sustentable de la Cuenca
del Canal). Mayor detalle sobre estas exposiciones
se encuentra en los Anexos 2 y
3.
En los talleres, delegados de Bolivia, Colombia,
Ecuador, El Salvador, Honduras,
Guatemala, Nicaragua y Perú, expusieron
sus experiencias y las que, a su juicio, serían
las respectivas lecciones aprendidas sobre
las relaciones agua, pobreza y gobernabilidad
en el manejo del recurso hídrico a
través de diferentes proyectos que CARE
ejecuta en la región. Mayor detalle sobre
estas exposiciones se encuentra en los
Anexos 4 y 5.
Tema 5: Visión Estratégica
Los participantes opinaron que una de los
impactos ideales a futuro, que debería buscarse
y alcanzarse con el manejo adecuado
del recurso hídrico es el desarrollo humano
sostenible, lo cual tiene como requisito realizar
avances en cada país y en la región en
la gestión integral de los recursos hídricos.
Una buena gestión del agua, como un bien
público limitado para mejorar la calidad de
vida mediante la participación, debería ser
una de las prioridades de los países de la
región. Sin embargo, los participantes fueron
conscientes que sólo una institucionalidad
pública en el marco de la democracia,
que pueda experimentar crecientes y mejores
mecanismos de participación como la
auditoria ciudadana responsable, podrá
garantizar el uso sostenible del recurso
hídrico. En fin, la aspiración determinante
alrededor del agua, es el acceso universal
al agua segura.
Los participantes mencionaron como condiciones
indispensables para cumplir con los
objetivos estratégicos, la voluntad de los
grupos de poder económicos y las elites
políticas de la región, la existencia de procesos
democráticos y una creciente concientización
social en la región; con lo que
podría iniciarse la elaboración de políticas
hídricas para la gestión responsable del
agua y articular los objetivos y metas hídricas
a los del desarrollo en general de la
región.
Estas grandes condicionantes llevarían a la
necesidad de tener un conocimiento cierto
del recurso hídrico en relación con el manejo,
demanda y riesgo que implica para muchas
zonas de la región. De la misma manera,
la participación ciudadana e inversión
10
del Estado que permita que cada vez más
grupos poblacionales sean sensibilizados,
capacitados y acompañados hacia enfoques
y sistemas de manejo sostenible del agua.
La administración eficiente del agua requiere
de inversión en el conocimiento mismo
del recurso hídrico, la movilización de recursos
locales y regionales, directrices regionales
y marco jurídico que posibilite el
empoderamiento de las políticas hídricas a
todo nivel.
Acerca de los criterios que deberían orientar
la inversión, los participantes estarían inclinados
a pensar que las inversiones que
mejor impacto tendrían en la región son las
que tienen a su base modelos integrales de
intervención, cuyos proyectos tengan el
componente de sostenibilidad económica de
la inversión.
Este enfoque requiere de un liderazgo político
local, nacional y regional capaz de
promover políticas hídricas descentralizadas
y con transparencia, donde los ciudadanos
participen en el manejo financiero de la
inversión; y además, capaces de ver que el
agua es un elemento fundamental para
fomento del desarrollo integral y la integración
de la región.
Otro de los puntos abordados en los talleres
fue que la naturaleza no tiene fronteras; y
que además, para el caso específico de
América Central, existe un marco jurídico,
político y económico apoyado ahora por el
Plan Puebla-Panamá que debe ser tomado
en cuenta a la hora de aspirar
a tener productos concretos para la subregión.
Con el panorama anterior, se definió
que las divisiones políticas no son funcionales
y que uno de los primeros escenarios de
impacto de alcance nacional y regional es
trabajar en cuencas compartidas, hasta
desarrollar modelos de intervención alrededor
del eje agua en toda la región mesoamericana.
El modelo de gestión del agua en la región
debe ser descentralizado, y los procesos de
descentralización en general deben contener
el criterio hídrico como uno de sus
componentes fundamentales. Progresivamente
deben hacerse los arreglos legales e
institucionales, hasta tener un sistema de
inversión bien definido y funcionando con
un alto nivel de participación de los ciudadanos
en todo el proceso de gestión integral
del recurso. Deberán ser elementos
claves del sistema la comunicación social,
entendida ésta como un componente del
desarrollo integral de la población, y un
sistema de evaluación y monitoreo para
prever riesgo del manejo descontrolado del
agua y de los desastres naturales.
Tema 6: Marco Estratégico de Acción
Las conclusiones generales globales y la
visión estratégica, producto de los cuatro
talleres de consulta realizados, se han sintetizado
en el siguiente marco estratégico
de acción:
Aspectos de Trabajo Comunes en la Región
• Se reconoció la multidimensión de la pobreza
y del agua misma y las implicaciones
de ello en relación al carácter de un
bien público.
• Dentro de lo anterior, se identificaron
entre otros, los siguientes aspectos comunes
para la región: la urbanización de
la población y su efecto sobre la disponibilidad
del recurso y el desperdicio del
mismo; el marco legal y regulatorio, los
derechos y responsabilidades que tienen
los distintos actores y la gobernabilidad
en general; la descentralización, los espacios
de concertación para la toma de decisiones
y el fortalecimiento de las asociaciones
de usuarios como interlocutores
válidos, con poder y presencia; y la sustentabilidad.
Aspectos en los que se Recomienda Trabajar
en los Siguientes Años como Región
• Desarrollar una institucionalidad capaz de
tener una visión integral del recurso hídrico,
que integre su preservación y conservación
mediante políticas integrales para
favorecer la toma de decisiones concertadas
para considerar al agua como un activo
a disposición de los pobres, que reco11
nozca el valor de dicho servicio ambiental.
Este esfuerzo debe tener una ncidencia en
la credibilidad y estabilidad institucional.
• Desarrollar y adaptar para las condiciones
de cada país, un modelo general para el
manejo del recurso agua en el ámbito nacional
y/o regional, en el que se identifican
los principales actores y sus roles:
a. El Estado, como ente rector y facilitador
de políticas y legislación;
b. Un ente regulador, que debe ser autónomo
y que propicie espacios de participación
de los sectores y actores involucrados
en el manejo;
c. Un ente gestor, como los Comités Gestores
de Cuencas, cuyo rol sea el de
velar por la conservación y buen uso
(equitativo) del recurso en su área de
impacto.
d. Operadores, con criterio técnico, orientado
por política nacional y con visión
empresarial, es decir que cualquier intervención
produzca réditos para diferentes
sectores.
Además de la anterior descripción, se enfatizó
en que el modelo debía caracterizarse
por ser participativo, descentralizado,
abierto a las modalidades de intervención y
que la responsabilidad de la conservación
del recurso debe ser de todos los actores.
• Profundizar y mejorar en los métodos y
estrategias para reducir la vulnerabilidad
de la población y los riesgos de las crecidas
y sequías. De lo contrario, el agua
puede también ser considerada como un
factor generador de pobreza.
• Conformar redes para el intercambio y
socialización de información con el objeto
de incidir políticamente para la inclusión
del tema agua, gobernabilidad y pobreza,
en las agendas de gobierno de los diferentes
países, mirando a la pobreza más
allá del aspecto económico y de las NBI.
Se deben incluir los conceptos de derechos
y oportunidad de acceder al agua,
igualdad de género, diversidad, etc.
Igualmente, se recomienda fortalecer las
capacidades para la toma de decisiones
en todos los niveles, para que los distintos
actores estén concientes de sus derechos
y responsabilidades.
Desafíos y Oportunidades
• Se hace necesario redefinir el concepto de
pobreza, para hacerlo más amplio e incluyente,
aunque ello traerá mayores dificultades
para identificar el impacto de los
proyectos de agua en la reducción de la
misma.
• Existen dos grupos de elementos importantes
que intervienen en las relaciones
agua pobreza. Primero, los elementos estructurales
y segundo, los elementos
complementarios.
• Entre los elementos estructurales se
cuentan la política macroeconómica y el
uso del agua para aliviar la pobreza. Ambos
deben estar vinculados. También
existe una relación directa entre la lucha
contra la pobreza y el crecimiento económico
y los mercados.
• Como elementos complementarios pueden
mencionarse las políticas sociales, los
proyectos hídricos y las privatizaciones.
Pero si fallan los estructurales, los sociales
no obtendrán resultados. Es necesario
priorizar y hacer sacrificios en ciertas
áreas.
• Es importante también incluir el tema del
agua en el análisis crítico del proceso de
la globalización. Por ejemplo, analizar temas
como el ALCA y el CAFTA y sus posibles
implicaciones en el agua, las oportunidades
que representan, pero también
las posibles amenazas y retos que presentan
con relación al agua. Para ello se
deben uscar los medios para influir en los
gobiernos para que haya un cambio e incidir
en la recuperación de la credibilidad
de las instituciones del Estado y la transparencia.
• En cuanto a los indicadores, es necesario
simplificar, a la vez que se busca una
simplicidad política y jurídica, como alternativa
a los actuales marcos. complejos.
V. Anexo 1
DOCUMENTO DE TRABAJO DEL BID
(BORRADOR PARA DISCUSIÓN)
BORRADOR PARA DISCUSIÓN – SE RUEGA NO COPIAR NI CITAR
13
BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO
DEPARTAMENTO DE DESARROLLO SOSTENIBLE
DIVISIÓN DE MEDIO AMBIENTE
AGUA Y POBREZA EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE
I. ANTECEDENTES
• Después del Segundo Foro Mundial Sobre el Agua (WWF2 por sus siglas en inglés) celebrado
en La Haya, el Secretariado establecido por el gobierno de Japón para organizar el
Tercer Foro (WWF3 por sus siglas en inglés), solicitó al Banco Asiático de Desarrollo (ADB
por sus siglas en inglés) que tomara el liderazgo para preparar la organización de un diálogo
sobre agua y pobreza, en colaboración con otras organizaciones y entidades incluyendo
el Banco Mundial, agencias financieras bilaterales y regionales, instituciones de investigación
y organizaciones no gubernamentales (ONGs).
• En consecuencia, el ADB promocionará el tema de agua y pobreza para el WWF3. El informe
correspondiente se espera que focalice la atención global hacia la necesidad de inversiones
que llenen las necesidades de la gente más pobre. El énfasis será en sus necesidades
de agua desde la perspectiva de las comunidades, incluyendo agua potable, saneamiento,
higiene, calidad del agua, agua para usos domésticos y agrícolas, manejo de
cuencas hidrológicas y protección contra inundaciones. Se presentarán lecciones aprendidas
de la experiencia en la implementación de proyectos al nivel local, tanto en los éxitos
como en los fracasos, así como el papel desempeñado por los usuarios, ONGs, el sector
privado, agencias del gobierno y agencias externas de financiamiento. Se dará énfasis a la
distribución equitativa de los beneficios para los pobres, incluyendo las mujeres, así como
en la movilización de recursos para inversión que tengan un impacto directo en la reducción
de la pobreza. El informe a ser preparado para el WWF3 también promocionará la excelencia
en los enfoques e incentivos para la población y en los sistemas para llevar mejores
servicios de agua al nivel comunitario.
• Por su rol en el financiamiento del desarrollo en el hemisferio, el Banco Interamericano de
Desarrollo (BID) fue abordado por el ADB para tomar el liderazgo en esta iniciativa en
América Latina y el Caribe. En tal sentido, merece la pena recordar que el Directorio Ejecutivo
del BID dio su beneplácito en 1998 a su Estrategia para el Manejo Integrado de los
Recursos Hídricos (MIRH) y más recientemente, aprobó las recomendaciones del documento
Renovando el Compromiso con el Desarrollo: Reporte del Grupo de Trabajo sobre
la Estrategia Institucional (GN-2077-1), con el objeto de mejorar la efectividad del Banco
en alcanzar sus mandatos institucionales. Los dos objetivos fundamentales de la nueva
Estrategia Institucional de Banco aprobada por el Directorio son: Reducción de la Pobreza
y Promoción de la Equidad Social, y Crecimiento Económico Sustentable.
• Por tal motivo y dada la importancia del tema del agua para la región de América Latina y
el Caribe (ALC) y porque la reducción de la pobreza es uno de los dos objetivos principales
de la institución, las autoridades del BID consideraron adecuado a sus propósitos el aceptar
tomar dicho liderazgo en ALC en esta iniciativa global del ADB. En consecuencia, el BID
inició discusiones con varias organizaciones, entre ellas la Asociación Mundial del Agua
(GWP por sus siglas en inglés), el Banco Mundial, el PNUD, CARE y el Instituto de Salud
Ambiental del Caribe (CEHI por sus siglas en inglés), acerca de las posibles actividades,
productos y participación de la región en esta actividad.
BORRADOR PARA DISCUSIÓN – SE RUEGA NO COPIAR NI CITAR
14
II. ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA RELACIÓN AGUA- POBREZA
• Un análisis de la relación entre la disponibilidad del recurso agua y la pobreza de los países
pasa por considerar dos dimensiones diferentes del problema. En el primero se enfatiza:
a) la dimensión de satisfacción de necesidades básicas de la población,
b) el rol del agua como insumo en la producción y su posible contribución al crecimiento
de un sector económico y al crecimiento de un país.
Satisfacción de necesidades básicas
Enfoque macro
• Se reconoce, a partir del enfoque de necesidades básicas, que el acceso de la población a
sistemas públicos de abastecimiento de agua potable, como también a sistemas apropiados
de disposición de excretas, constituye un elemento fundamental del bienestar de la
población. En numerosos casos la falta de acceso a estos servicios se considera un indicador
de situación de pobreza. No son pobres porque no tienen acceso, sino más bien no
tienen acceso porque son pobres. También se reconoce que en muchos casos al acceso al
agua potable por sí solo no puede reducir la pobreza pero si contribuye a aumentar el
bienestar de la población.
Enfoque de capital humano
• La posible correlación (no relación causa-efecto) entre disponibilidad de servicios de agua
y pobreza se puede examinar también desde un punto de vista más micro, siguiendo un
modelo de capital humano. Según este enfoque, la productividad de la mano de obra estaría
asociada a la cantidad de capital humano (educación y experiencia laboral), como también
a las condiciones de salud del individuo, quien se ve afectado por su acceso al servicio
de agua potable. Inversamente, la falta de acceso es causa de enfermedades que inciden
en la productividad laboral, ausentismo, nivel de asistencia escolar y otros factores
similares.
Agua como factor de producción
Nivel agregado
• La importancia de la disponibilidad de agua como insumo intermedio en la producción
económica nacional es intuitivo, sobre todo si se piensa en términos de la contribución que
al PIB pueden hacer sectores como el industrial, agrícola, turismo, etc., o sectores que
contribuyen a crear un ambiente facilitador para la producción, como la generación hidroeléctrica.
Nivel sectorial
• Lo anterior también podría parecer evidente si se consideran los sectores específicos individualmente,
sobre todo en regiones donde alguno de ellos es la actividad económica dominante,
como el riego, por ejemplo.
BORRADOR PARA DISCUSIÓN – SE RUEGA NO COPIAR NI CITAR
15
III. PARTICIPACIÓN DEL BID
De la experiencia del BID en esta área se han aprendido lecciones como las siguientes:
• El impacto de un proyecto en el crecimiento económico presenta muchos aspectos, tanto a
nivel macro como a nivel micro, los cuales necesitan ser evaluados. Sin embargo, en los
proyectos de gran magnitud, por lo general solamente el impacto a macro escala es comúnmente
evaluado para tomar decisiones acerca de seguir adelante o no con el proyecto.
• En áreas tradicionalmente pobres, el efecto de un proyecto en la equidad y reducción de
las condiciones de pobreza necesita ser evaluado mediante indicadores que midan la situación
del ingreso en las familias antes y después del proyecto. Muchas veces, los indicadores
miden metas de avance físico pero no el impacto final en los parámetros indicados,
dando como resultado que proyectos calificados de exitosos por haber cumplido las metas
físicas, no tengan ningún impacto real en mejorar la situación de ingreso de los beneficiarios.
• Para tener un efecto positivo en el crecimiento al nivel local y regional, el ingreso local
promovido por el proyecto debe ser sustentable. Muchas veces la mejora en la situación
económica de los beneficiarios es solo temporal mientras se cuenta con el financiamiento
externo, revirtiéndose nuevamente a los niveles bajos originales al finalizar éste por falta
de mecanismos para promover la sustentabilidad financiera.
• Muchas veces un proyecto por sí mismo no crea crecimiento, pero contribuye haciéndolo
posible, creando las condiciones favorables para el mismo. Es importante por lo tanto, establecer
indicadores que midan dicho efecto de lograr la satisfacción de importantes condiciones
necesarias para que ocurra el crecimiento y la disminución de la pobreza, los cuales
se lograrán mediante el concurso de otros factores no necesariamente relacionados
con el agua.
• No siempre el contar con recursos financieros y la existencia de una demanda real garantizan
el éxito de los proyectos. Muchos proyectos y programas han fracasado en sus propósitos
porque los arreglos institucionales existentes en el país o región, no tenían la capacidad
necesaria para invertir los fondos en forma oportuna y eficiente. Ello subraya otra
importante lección: los componentes “blandos” son tan importantes y necesarios como los
componentes “duros”. Es importante también la introducción de componentes institucionales
y el establecer indicadores que puedan medir el avance en las mejoras y aumento de
las capacidades institucionales.
• A veces hay una clara intención de ligar los objetivos de un proyecto con los objetivos de
crecimiento económico y disminución de la pobreza en una región o país, pero no se establecen
indicadores que midan cuantitativamente el éxito o fracaso de tal propósito. La falta
de indicadores numéricos para medir y monitorear el impacto de los proyectos constituye
un obstáculo formidable para evaluar las relaciones entre los proyectos de agua, el crecimiento
y la disminución de la pobreza.
En conclusión, se ha hecho evidente, entre otras cosas, la necesidad de desarrollar indicadores
de impacto de los proyectos de agua, ya sea en la satisfacción de necesidades básicas
o como factor de producción en el crecimiento económico y en la reducción de la pobreza,
así como lineamientos para incorporarlos en futuras operaciones de financiamiento.
BORRADOR PARA DISCUSIÓN – SE RUEGA NO COPIAR NI CITAR
16
En consecuencia, se visualiza una participación del BID en apoyo de actividades y productos
tales como los siguientes: (i) elaboración de dos informes de buenas prácticas conteniendo
propuestas para indicadores de impacto y lineamientos para su generalización (“mainstreaming”),
y (ii) consultas regionales en el Caribe, Mesoamérica y América del Sur, con el objeto
de discutir y obtener insumos acerca de cómo medir mejor los vínculos entre las inversiones
en agua, el crecimiento económico y el combate a la pobreza.
IV. INFORMES DE BUENAS PRÁCTICAS
Se financiará la elaboración de dos informes de buenas prácticas, uno relacionado con el
agua como satisfactor de necesidades básicas, tanto bajo un enfoque macro como bajo un
enfoque de capital humano y el segundo, tratando al agua como factor de producción, tanto
a nivel agregado como a nivel sectorial. Idealmente se obtendrían resultados en ambos niveles
en cada uno de los informes. Sin embargo, se reconoce que existen severas limitaciones
de información que pueden obstaculizar la obtención de resultados en todos los aspectos.
Más bien el enfoque se deja amplio para dejar a los investigadores la libertad de buscar
la información necesaria, cuya existencia y disponibilidad determinará hasta donde se pueda
llegar.
El agua para la satisfacción de necesidades básicas
• Hipótesis 1: Existe una relación entre el grado de acceso de la población a sistemas públicos
de abastecimiento de agua potable, como también a sistemas apropiados de disposición
de excretas y el bienestar de la población. Hipótesis 2: la productividad de la mano
de obra está asociada a la cantidad de capital humano (educación y experiencia laboral),
como también a las condiciones de salud del individuo, el cual se ve afectado por su acceso
al servicio de agua potable. Inversamente, la falta de acceso y de servicios de disposición
de excretas es causa de enfermedades que inciden en la productividad laboral, ausentismo,
nivel de asistencia escolar y otros factores similares.
• Objetivos: (i) mediante estudio de casos y datos reales obtenidos en los países de ALC,
probar las hipótesis anteriores; y (ii) de comprobarse, desarrollar indicadores que de manera
directa o indirecta (proxy), midan en forma cuantificable el impacto de los proyectos
hídricos en general y los de agua potable y saneamiento en particular, sobre el bienestar
de la población beneficiaria, bajo las hipótesis planteadas y comprobadas.
• Metodología: Para desarrollar este análisis se hará una revisión exhaustiva de la literatura
especializada al respecto. También se debe disponer de datos de incidencia de pobreza,
basados en indicadores de ingresos (y no directamente de falta de servicios), y de variables
explicativas independientes, dadas por la cobertura de los servicios, los niveles de
producto nacional, las inversiones históricas en el sector, etc. Entre otras cosas, en este
modelo podría considerarse, de ser posible y relevante, incorporar el tiempo que se destina
al acarreo de agua para medir los ahorros directos de abastecimiento, y por ende, el
impacto de la provisión de agua en el bienestar de la población. Esta información será utilizada
mediante el desarrollo de entre 3 y 5 estudios de casos en países de ALC.
• Duración y lugar: La duración sería de 6 meses. Se espera que el estudio se inicie en
diciembre de 2002 y se cuente con un informe para el 28 de febrero de 2003 que, aunque
no fuera el final, diera suficiente información como para ser presentada en el foro de Agua
y Pobreza del WWF3. Se espera también contar con resultados preliminares para finales
de enero de 2003. El lugar de trabajo será la sede del consultor y los países a los cuales
BORRADOR PARA DISCUSIÓN – SE RUEGA NO COPIAR NI CITAR
17
sea necesario visitar. Se prevé, sin embargo, que las visitas serían a reuniones (ver la siguiente
sección) y que el consultor establecería los contactos locales correspondientes en
los países, a fin de obtener la información por otros medios que no incluyan las visitas directas.
• Resultados esperados (informes): Se espera que se produzcan los siguientes informes
(i) un informe inicial con el plan y cronograma detallado de trabajo, a los 5 días hábiles de
iniciado el trabajo; (ii) un borrador de informe de avance para finales de enero de 2003;
(iii) la versión final del informe de avance para el 28 de febrero de 2203, comprobando las
hipótesis (dependiendo de los resultados, se tomará una decisión sobre si continuar a no
con el estudio); (iv) un borrador de informe final con la propuesta de indicadores para inicios
del quinto mes de haber iniciado el estudio; y (v) el informe final a la finalización del
sexto mes de haber iniciado el estudio.
• Forma de pago: La forma de pago será convenida con el consultor en el contrato correspondiente.
Una forma usualmente utilizada por el Banco para este tipo de trabajos es
por un monto total a suma alzada, incluyendo honorarios y todos los gastos correspondientes,
incluyendo los posibles viajes. Generalmente la forma de pago incluye un porcentaje
de anticipo a la firma del contrato, un porcentaje a la recepción, a satisfacción del
Banco, de cada uno de los informes indicados en la sección anterior y un porcentaje a la
recepción, a satisfacción del Banco, del informe final del estudio, incluyendo las observaciones
del Banco al borrador del mismo.
El agua como factor de producción
• Hipótesis 1: La importancia de la disponibilidad de agua como insumo intermedio en la
producción económica es evidente, particularmente en referencia al sector agropecuario, y
al de generación hidroeléctrica. Esto se traduce a su vez en impactos sobre los niveles de
ingresos (y pobreza) que operan en estos sectores (o en sectores intensivos) en este recurso.
Hipótesis 2: en aquellas cuencas o regiones que disponen de volúmenes importantes
de agua que es utilizada para usos productivos (riego, industria, turismo, acuicultura,
etc.) se presentan menores niveles de pobreza que en otras zonas donde ello no sucede.
• Objetivos: (i) mediante un estudio comparativo de entre 8 y 10 países de la región, probar
las hipótesis anteriores; y (ii) de comprobarse, desarrollar indicadores que de manera
directa o indirecta (proxy), midan en forma cuantificable el impacto de los proyectos hídricos
(riego, energía, industria, turismo, etc.), sobre el bienestar de la población nacional,
regional o beneficiaria, bajo las hipótesis planteadas y comprobadas.
• Metodología: Un enfoque macro posible, seguiría la literatura que ha tratado de medir la
importancia de inversiones en infraestructura en el PGB de los países. En este caso, podría
utilizarse una regresión tipo “cross-section” que muestre como varía el PGB según los factores
de producción usuales (capital y trabajo) como también del stock disponible de agua
para producción. Esta última variable pudiera ser medida como ha bajo riego y/o capacidad
de almacenamiento o instalada para producción hidroeléctrica, entre otras formas. Sin
embargo, hay que advertir que no es claro que este enfoque permita detectar alguna relación
significativa para la variable agua de interés, ni como ella se relacionaría con niveles
de pobreza. Tampoco es evidente que exista información fácilmente accesibles sobre disponibilidades
del recurso hídrico, por lo que su búsqueda sería parte del estudio. Con mayor
probabilidad de éxito, podría pensarse en estudios sectoriales específicos, por ejemplo
en lo que se refiere al sector agrícola, en cuyo caso el análisis debiera controlar por otros
factores que inciden sobre los ingresos agrícolas, como son la calidad del suelo, el nivel de
tecnología, etc.
BORRADOR PARA DISCUSIÓN – SE RUEGA NO COPIAR NI CITAR
18
• Duración y lugar: La duración sería de 12 meses. Se espera que el estudio se inicie en
enerode 2003 y se cuente con un informe para el 28 de febrero de 2003 que, aunque no
fuera el final, diera suficiente información como para ser presentada en el foro de Agua y
Pobreza del WWF3. El lugar de trabajo será la sede del consultor y los países a los cuales
sea necesario visitar. Se prevé, sin embargo, que las visitas serían a reuniones (ver la siguiente
sección) y que el consultor establecería los contactos locales correspondientes en
los países, a fin de obtener la información por otros medios que no incluyan las visitas directas.
• Resultados esperados (informes): Se espera que se produzcan los siguientes informes:
(i) un informe inicial con el plan y cronograma detallado de trabajo, a los 5 días
hábiles de iniciado el trabajo; (ii) un borrador de informe de avance para finales de enero
de 2003; (iii) la versión final del informe de avance para el 28 de febrero de 2203, comprobando
las hipótesis (dependiendo de los resultados, se tomará una decisión sobre si
continuar a no con el estudio); (iv) un borrador de informe final con la propuesta de indicadores
para inicios del quinto mes de haber iniciado el estudio; y (v) el informe final a la
finalización del sexto mes de haber iniciado el estudio.
• Forma de pago: La forma de pago será convenida con el consultor en el contrato correspondiente.
Una forma usualmente utilizada por el Banco para este tipo de trabajos es
por un monto total a suma alzada, incluyendo honorarios y todos los gastos correspondientes,
incluyendo los posibles viajes. Generalmente la forma de pago incluye un porcentaje
de anticipo a la firma del contrato, un porcentaje a la recepción, a satisfacción del
Banco, de cada uno de los informes indicados en la sección anterior y un porcentaje a la
recepción, a satisfacción del Banco, del informe final del estudio, incluyendo las observaciones
del Banco al borrador del mismo.
V. CONSULTAS REGIONALES
Con el objeto de discutir y obtener insumos acerca de cómo medir mejor los vínculos entre
las inversiones en agua, el crecimiento económico y el combate a la pobreza, así como para
establecer contactos locales en los países y obtener la información necesaria para el desarrollo
de los dos estudios de casos, es necesario efectuar consultas regionales en el Caribe,
Mesoamérica y América del Sur.
Debido al poco tiempo disponible, ya que se desea estar en posibilidad de efectuar un aporte
al foro de Agua y Pobreza del WWF3, se efectuarán alianzas con otros organismos que
están organizando reuniones similares con propósitos similares, a efecto de lograr mayores
sinergias. Para el efecto, se colaborará con la Asociación Mundial del Agua (GWP) la que, a
través de sus organismos técnicos asesores regionales (SAMTAC en América del Sur y CATAC
en América Central), han elaborado programas de reuniones preparatorias para el
WWF3, denominadas “Diálogos de Gobernabilidad y Pobreza”. En el caso del Caribe, GWP
también tiene interés en organizar un grupo similar a los de Centro y Sur América, para lo
cual ha solicitado la colaboración del Banco, quien ha estado dando seguimiento a sus actividades
preliminares de organización.
Según los calendarios elaborados, el Banco participará y dará apoyo a las siguientes reuniones
de consulta en la región:
BORRADOR PARA DISCUSIÓN – SE RUEGA NO COPIAR NI CITAR
19
LUGAR FECHA ORGANIZADOR
PARTICIPACIÓN
DEL BANCO
RESULTADOS ESPERADOS
Costa Rica
(reunión región
Centro América)
Enero
2003
CATAC
Financiamiento y
participación;
presentación;
participación consultores
de los
informes de buenas
prácticas
1.Dar a conocer y explicar
objetivos y requerimientos de
información para informes de
buenas prácticas; solicitar
colaboración e insumos para
los informes
2. Sistematización del estado
actual de la gestión del Agua
en Centro América y el Caribe
y sus implicaciones en la reducción
de la pobreza, identificando
los puntos clave para
el establecimiento de indicadores
3.Divulgación y análisis de
datos, procesos y experiencias
locales en Centro América y el
Caribe en marcha y su vinculación
con la pobreza que
aporten para la elaboración de
los informes de buenas prácticas.
4. Establecimiento de contactos
y compromisos locales
Argentina (reunión
región Sur
América)
Enero
2003
SAMTAC, con
participación de
CATAC y Caribe
Financiamiento y
participación;
presentación;
participación consultores
de los
informes de buenas
prácticas
1.Dar a conocer y explicar
objetivos y requerimientos de
información para informes de
buenas prácticas; solicitar
colaboración e insumos para
los informes
2. Sistematización del estado
actual de la gestión del Agua
en Sur América y sus implicaciones
en la reducción de la
pobreza, identificando los
puntos clave para el establecimiento
de indicadores
3.Divulgación y análisis de
datos, procesos y experiencias
locales en Sur América en
marcha y su vinculación con
la pobreza que aporten para la
elaboración de los informes de
buenas prácticas.
4. Establecimiento de contactos
y compromisos locales
VI. Anexo 2
RESULTADOS DEL TALLER REGIONAL GWP/SAMTAC-BID
21
Reunión SAMTAC-GWP
BUENOS AIRES, ARGENTINA, 22-24 DE ENERO, 2003
Sesión Agua y Pobreza
SAMTAC-GWP-BID
MIÉRCOLES 22 DE ENERO, 14:00-18:00 HORAS
Inicio de la sesión (30 minutos)
• Apertura de la sesión y presentación de los asistentes (Presidente SAMTAC)
• Objetivos de la sesión y agenda (BID)
• Elección de Presidente y Relator (asistentes)
Tema 1: Diálogo sobre Agua y Pobreza (45 minutos)
• Información sobre los objetivos y requerimientos del Diálogo sobre Agua y
Pobreza (BID)
• Presentación del documento propuesta del BID (BID)
• Discusión (asistentes)
Tema 2: Implicaciones del desarrollo y manejo de los recursos hídricos sobre el
crecimiento económico y la reducción de la pobreza (discusión e intercambio
de experiencias) (45 minutos)
• ¿el acceso de la población a sistemas públicos de abastecimiento de agua potable,
como también a sistemas apropiados de disposición de excretas, constituye
un elemento fundamental del bienestar de la población?
• ¿la productividad de la mano de obra estará asociada a la cantidad de capital
humano (educación y experiencia laboral), como también a las condiciones de
salud del individuo, quien se ve afectado por su acceso al servicio de agua potable?
• ¿la falta de acceso es causa de enfermedades que inciden en la productividad
laboral, ausentismo, nivel de asistencia escolar y otros factores similares?
• ¿cuál es la importancia de la disponibilidad de agua como insumo intermedio
en la producción económica nacional, sobre todo si se piensa en términos de
la contribución que al PIB pueden hacer sectores como el industrial, agrícola,
turismo, etc., o sectores que contribuyen a crear un ambiente facilitador para
la producción, como la generación hidroeléctrica?
• ¿cuál es la importancia para cada uno de los sectores de la economía en forma
individual, sobre todo en regiones donde uno de ellos es la actividad económica
importante?
• ¿hay conflicto en el uso del agua, entre los objetivos nacionales y los objetivos
regionales dentro de un mismo país? ¿ pueden conciliarse? ¿de qué manera?
• ¿hay evidencia clara en algún país del impacto que los programas de ajuste
estructural y/o reformas macroeconómicas han tenido en el sector?
• ¿qué otros factores son importantes y debieran considerarse?
• ¿qué experiencias se han obtenido respecto al tema en los diferentes países?
22
Tema 3: Indicadores (discusión e intercambio de experiencias) (45 minutos)
• ¿cuales serían los mejores indicadores para que, de manera directa o indirecta
(proxy), se pueda medir en forma cuantificable el impacto de los proyectos
hídricos en general y los de agua potable y saneamiento en particular, sobre
el bienestar de la población beneficiaria?
• ¿cuáles sería los mejores indicadores para hacerlo desde el punto de vista del
crecimiento económico y la disminución de los índices de pobreza?
• ¿qué experiencias se han obtenido respecto al tema en los diferentes países?
Tema 4: Información disponible (discusión e intercambio de experiencias (45 minutos)
• ¿existen estudios de casos en los países que sirvieran para ilustrar mejor los
puntos anteriores? ¿ cuáles son?
• ¿en cuales países existe la mejor información para desarrollar los indicadores
de impacto y cuales son las fuentes de información más promisorias?
Cierre (30 minutos)
• Síntesis de las discusiones (Relator)
• cierre de la sesión (Presidente)
Lugar y duración de la reunión:
La reunión tuvo lugar en el Hotel Nogaró de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina, el día 22
de enero de 2003 y tuvo una duración de medio día.
Resumen de la reunión
La mesa estuvo integrada de la siguiente manera:
a. Presidente: Humberto Peña (Chile)
b. Relator Tema 1: Luis García (Consultor BID-Guatemala)
c. Relator Tema 2: Pedro Francke (Perú)
d. Relator Tema 3: Ricardo Cayssials (Uruguay)
e. Relator Tema 4: Pedro Carrasco (Ecuador)
f. Relator general: Miguel Solanes (Argentina)
Humberto Peña dio la bienvenida y agradeció a los participantes su presencia. Diego Rodríguez,
representante del BID, presentó los antecedentes y objetivos de la reunión e indicó la
metodología a seguir. Seguidamente se refirió a los resultados esperados de la misma. Luis
García, consultor BID, hizo la presentación del documento de trabajo que se incluye como
Anexo 1. A continuación, se inició la discusión por temas. Los principales puntos levantados
durante la misma fueron los siguientes:
Tema 1: Diálogo Sobre Agua y Pobreza
• Se mencionó que el problema de la pobreza es multidimensional y que para su solución
hace falta hacer alianzas estratégicas.
• Seguidamente, Alvaro Ramos, de FIDA MERCOSUR (Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay,
Bolivia y Chile), hizo una presentación sobre la inserción de los grupos rurales pobres a la
sociedad civil mediante reglas de mercado. Recalcó la necesidad de que la negociación
comercial y política del MERCOSUR tome en cuenta la situación especial de la población
rural más pobre, lo cual involucra apoyar, reconvertir y subsidiar a los sectores menos fa23
vorecidos. Se refirió a la “nueva ruralidad”, puesto que actualmente hay ruralidad en el
medio urbano, siendo personas que reciben ingresos fuera del medio agrícola. Finalmente,
expresó que la inserción antes mencionada se basa en tres pilares: desarrollo social y
económico, manejo sustentable de los recursos naturales y gobernabilidad del agua y manejo
de este recurso.
• El BID está implementando una nueva estrategia institucional orientada al crecimiento
económico y la reducción de la pobreza. Las inversiones deben tener impacto en la reducción
de la pobreza.
• En los últimos 40 años se han invertido en el sector de agua más de 1,000 millones de
dólares al año. Las lecciones aprendidas enseñaron que es importante evaluar el proyecto
al nivel micro y no solamente al nivel macro, asumiendo que los proyectos iban a tener un
impacto en la pobreza.
• Ahora, se debe pensar en la sostenibilidad de los proyectos. La demanda y la disponibilidad
de recursos financieros no garantizan necesariamente el éxito de las inversiones. Los
componentes blandos como capacidad institucional se vuelven también trascendentes para
asegurar el éxito de los proyectos.
• Se consideran dos dimensiones a la relación Agua-Pobreza. (1) La satisfacción de las necesidades
básicas con el enfoque macro donde el acceso a agua potable y obras de saneamiento
mejoran el bienestar de la población y el enfoque de capital humano donde la
productividad del trabajador esta ligada a su estados de salud el cual depende del acceso
a agua potable; y (2) el agua como insumo a la producción para favorecer el crecimiento
económico. Cómo las inversiones en el agua para los sectores industriales, agrícolas y
energéticos pueden contribuir al crecimiento económico del país?
• Se ha hecho evidente la necesidad de disponer de indicadores para medir el impacto de
los proyectos sobre la reducción de la pobreza. El BID contratara consultorios para realizar
estudios para medir el impacto de los proyectos de agua.
Tema 2: Implicaciones del Desarrollo y Manejo de los Recursos Hídricos sobre el
Crecimiento Económico y Reducción de la Pobreza
• Se opinó que ambos enfoques: el agua como factor de desarrollo social y como factor de
producción, son compatibles, pero es necesario que haya un proceso de acumulación inicial
para que tenga efecto. Lo importante para el pobre es contar con el agua mínima que
necesita para producir. Por lo tanto, no hay que confundirlo con tanto concepto abstracto
como el manejo integrado de recursos hídricos. Para el actor pobre, lo que interesa es es
enfoque micro, no el macro.
• El efecto indirecto sobre educación y capital humano difícil de medir. Podría hacerse a través
de días de ausencia de la escuela, disminución del aprendizaje.
• Seguidamente, hubo varias opiniones sobre la conveniencia o inconveniencia de las privatizaciones
y los riesgos de la misma que, cuando no se hace bien, puede ser causa de pobreza.
• También se mencionó que el agua potable debe ser un derecho humano inalienable y no
un bien económico.
• El agua puede ser un factor importante en más o en menos para la promoción del desarrollo,
pues afecta tanto la falta de agua como el exceso de la misma.
• Se mencionó el problema que, después de los procesos de modernización en el manejo de
los recursos hídricos, pasa mucho tiempo antes que lleguen las inversiones, lo cual es contraproducente.
• Es necesario tener un enfoque de pobreza más integral, no solamente desde el punto de
vista del ingreso. También es importante la calidad de vida. Por ejemplo, la gente puede
estar dispuesta a pagar solamente por gozar de una fuente especial que quieren conservar.
El placer de poder bañarse, de jugar con el agua, de tener un jardín. También bienes
públicos como plazas, parques. La educación en el uso del agua también es importante,
24
para utilizarla de mejor manera en el propio bienestar, no solamente el acceso a la misma.
• La dificultad de acceso al agua es una de las causas de pobreza. Si bien no la primera,
puede estar en segundo lugar. Uno de los problemas más serios es la falta de sustentabilidad
de los proyectos de agua potable. En muchos casos, siete de cada diez servicios
construidos dejan de operar a los tres años.
• El problema de la pobreza es multisectorial, por lo que es muy difícil operativizar las soluciones.
Estas deben ser más integrales, pues no solamente dando agua se soluciona el
problema. ¿Qué otros factores son también importantes? ¿Cuál es la definición de pobreza?
¿Cuál es la dignidad de la vida? ¿ Es más importante tener agua potable a no tener
luz? Debe integrarse todo. Disponibilidad y accesibilidad deben ir de la mano. Dignidad de
vida debe incluirlo todo: agua potable, riego, energía, etc. Deben colectivizarse las inversiones.
No es solo agua potable.
• Es necesario usar los fondos y el tiempo necesarios para reorientar las inversiones. No
solamente debe atenderse a la demanda de agua, sino también a la oferta de agua.
• No solo cuantitativamente se pueden probar cosas.Existen métodos combinados cuantitativos
y cualitativos, por lo que hay que incluir la medición de la calidad y no solamente la
cantidad.
• El concepto y definición de pobreza debe ser más amplio y no solamente incluir el ingreso.
Por ejemplo, la institucionalidad es importante, para incluir el agua como un activo, mediante
la consideración de los servicios ambientales. Pero hay que recoradar que el agua
también puede ser causa de pobreza.
• El agua debe ser entendida como una oportunidad para el desarrollo económico. La inversión
en riego genera 2-3 veces el empleo que había antes del riego. En algunos proyectos,
la rentabilidad del riego es alta. En Chile, el 36% de la superficie regada genera el 100%
de las exportaciones. El punto es, invertir en aquello que es más rentable.
• La inversión en recursos hídricos es favorable para la disminución de la pobreza. Debe
haber políticas claras para que los sectores pobres puedan beneficiarse y no solo los sectores
empresariales. Globalmente, una obra puede ser rentable, pero las oportunidades
que crea pueden ser desiguales para los sectores más pobres y los sectores empresariales.
Para ello deben existir las adecuadas políticas sociales.
• La actividad económica no es suficiente. Se necesitan políticas de crecimiento económico.
Para el crecimiento es necesaria la reinversión productiva del producto de la actividad
económica. Argentina ha generado pobreza por falta de crecimiento. Chile ha reducido pobreza
por el crecimiento.
• La reducción de la pobreza debe ligarse al uso integrado del agua y no solamente al agua
potable.
Tema 3: Indicadores
• Se opinó acerca de que los indicadores deben ser sencillos.
• Debe haber indicadores de calidad y no solo de cantidad.
• Hay que valorar el agua como recurso natural.
• El uso del agua no debe ser sectorial, sino integral. Hay que abandonar, por lo tanto, los
indicadores clásicos y pensar en indicadores nuevos. Es importante trabajar sobre las microcuencas
y medir el trabajo de abajo hacia arriba; medir la apertura para la participación
y también el grado de dicha participación. Hay que ver al productor rural no solamente
como un consumidor de agua, sino también como un responsable del ciclo hidrológico;
responsable de mantener la oferta de agua.
• Existen peligros al tratar de establecer una relación directa entre agua y pobreza. La gestión
geopolítica doméstica es importante. La privatización no resolvió nada. El estado
tampoco y continúa incompetente para resolverlo. Antes de definir indicadores, es necesario
definir el marco cultural.
25
• Las inundaciones son un factor de pobreza. Por lo tanto, un indicador podría ser la población
sujeta a inundaciones.
• Las intervenciones en recursos hídricos forman una matriz de 2X2 en la cual cada uno de
los cuadros tendría que contar con indicadores distintos. Hay que definir mejor estas topologías
y aprender a balancearlo:
EFECTO GENERAL EFECTO PARTICULAR
Intervención sectorial o
integral
X X
Intervención focalizada X X
• Hay que tener en cuenta el dinero y el riesgo, para medir el impacto.
• Usar indicadores de expulsión o de no expulsión de población del medio rural al urbano.
• Cuantificar ahorro de tiempo de mujeres y niños al acarrear agua. También el ahorro en el
gasto de comprar agua en tambos. Incluir en la evaluación el impacto sobre el “tiempo libre”
de las personas, así como el grado de “inclusión social”. Hay que medir el valor del
tiempo de los campesinos pobres y apoyarlos para la participación en reuniones. Igualmente
en cuanto a la mujer, madre de familia (tiempo para crear a sus hijos). Sin embargo,
esto es difícil de medir.
• Los proyectos deben haber sido bien evaluados antes del otorgamiento del financiamiento
para poder evaluar sus impactos una vez terminados.
• Hay que evaluar bien los aspectos de participación real de la población objetivo directamente
involucrada; por ejemplo los sectores pobres para los cuales se quiere mejorar la
calidad de vida.
• Hay que verificar o comprobar relaciones entre acceso al agua/salud preventiva/ahorro del
tiempo (costos de oportunidad para otras actividades/ medición de la pobreza en términos
de “canasta normativa o canasta básica de agua” (m3 de agua por persona).
• Los proyectos de agua deben ser evaluados por indicadores múltiples que tengan en cuenta
los aspectos ecológicos, sociales (equidad), económicos (productividad, eficacia, eficiencia),
conservación de los bienes naturales y culturales, sistemas de monitoreo empleado,
etc. Explorar indicadores multicriterio.
• Incluir en las evaluaciones los aspectos institucionales (que cambio ex – post se habrá
producido en la nueva “ingeniería institucional”).
• Es necesario crear una “cultura de evaluación”.
Tema 4: Información Disponible
• En Brasil (Nordeste, Bahía) existen estudios de casos que pueden probar la relación del
defecto y el exceso del agua en el desarrollo.
• En la cuenca del Paute en Ecuador, está por iniciarse un programa de lucha contra la pobreza.
Se podría, desde el inicio, arrancar con un programa de monitoreo con indicadores
(Pablo Lloret enviará detalles del proyecto).
• En Perú existen estudios de casos sobre la relación agua-salud.
• En Ecuador existen datos de un programa integral para la reducción de pobreza en la zona
fronteriza con Perú, iniciado como consecuencia de los acuerdos de paz entre ambos países.
• CINARA de Colombia, cuenta con experiencias sobre indicadores sencillos de América Central.
• En Chile hay experiencia empírica sobre como, entre los años 1990 y 2000, los niveles de
pobreza se redujeron a la mitad debido al crecimiento económico más que a las políticas
sociales. Hay también datos de correlaciones entre seguridad hídrica y pobreza; a mayor
inseguridad, menor desarrollo. También sobre la rentabilidad de proyectos de riego. Tam26
bién hay datos acerca de políticas para logra que los sectores más pobres se beneficien y
no solo los empresariales.
• Las encuestas de hogares que se realizan en varios países, pueden ser una fuente importante
de información. Pueden incluirse nuevas preguntas para permitir mejorar las caracterizaciones
(antes y después de los proyectos) y así ahorrar costos.
• También hay datos de migración rural (los más pobres emigran antes por ser más vulnerables).
Resumen: como resultado de las discusiones, se llegó a las siguientes conclusiones
globalizadas:
• Existen dos grupos de elementos importantes que intervienen en las relaciones agua pobreza.
Primero, los elementos estructurales y segundo, los elementos complementarios.
• Entre los elementos estructurales se cuentan la política macroeconómica y el uso del agua
para aliviar la pobreza. Ambos deben estar vinculados. También existe una relación directa
entre la lucha contra la pobreza y el crecimiento económico y los mercados.
• Como elementos complementarios pueden mencionarse las políticas sociales, los proyectos
hídricos y las privatizaciones. Pero si fallan los estructurales, los sociales no obtendrán
resultados. Es necesario priorizar y hacer sacrificios en ciertas áreas.
• En cuanto a los indicadores, es necesario simplificar. Ejemplos de los mismos pueden relacionarse
con el empleo, ingreso, seguridad hídrica, salud, migraciones, oportunidades de
trabajo, calidad de vida, tiempo libre.
• Respecto a información disponible, sería importante recopilar y seleccionar los casos mencionados
de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Chile. También considerar las encuestas de
hogares que se hacen en varios países. Los estudios de casos que se desarrollen, deben
reflejar lo discutido en esta reunión.
Participantes
1 Humberto Peña (Chile) Presidente SAMTAC humberto.pena@moptt.gov.cl
2 Miguel Solanes TEC GWP & Asesor Regional CEPAL
Santiago
msolanes@eclac.cl
3 Jorge de la Fuente ODEPA-consultor Agua Pobreza Chile jdelafue@odepa.gov.cl
4 Ernesto Brown Consultor estudio regímenes Chile ebrown@ing.uchile.cl, conicbf@
entelchile.net
5 Gonzalo Cubillos Consultor estudio regímenes Chile gcubillos@bye.cl
6 Armando Bertranou Argentina resource person SAMTAC celaa@piemza.edu.ar
7 Victor Pochat Argentina SAMTAC member vpochat@miv.gov.ar
8 Edgardo Diaz Araujo Consultor estudio regímenes Argentina edgardo@diazaraujo.com.ar
9 Raul Rioboo Experto Agua Pobreza Argentina rgrioboo@etoss.org.ar
10 Carlos Tucci Brasil SAMTAC Resource person carlos.tucci@ufrgs.br, cemtucci@
uol.com.br
11 Gisela Damm Brasil SAMTAC member gisela@ana.gov.br
12 Oscar de Moraes Brasil SAMTAC Resource person cordeiro@brnet.com.br, oscar_
netto@uol.com.br
13 Francisco Lobato Brasil consultor ABRH-ANA – Regímenes fjlobato@uol.com.br
14 Norohna Brasil consultor ABRH-ANA- Gobernabilidad
jarsarmento@ana.gov.br
15 Dilma Seli Pena Brasil Directora Agencia nacional de
Aguas ANA
dilma.seli@ana.gov.br
16 Inés Restrepo Colombia SAMTAC Member inrestre@univalle.edu.co, inesrestrepo@
uniweb.net.co
27
17 Carlos Serrentino Uruguay SAMTAC Member serrman@netgate.com.uy
18 Ricardo Cayssials Uruguay experto Agua Pobreza ricayssials@hotmail.com
19 Roger Montes Domeq
Paraguay SAMTAC Member romonte@foroagua.org.py
20 Pablo Lloret Ecuador Consultor SAMTAC plloret@hotmail.com
21 Pedro Carrasco CARE Ecuador experto pcarrasco@care.org.ec
22 Lidia Oblitas Perú SAMTAC Member jcruiz@terra.com.pe
23 Rinske Warner GWP SAMTAC Oficial de programa Perú rwsamtac@yahoo.com
24 Pedro Francke perú consultor Agua Pobreza (FONCODE) pfrank@pucp.edu.pe
25 Virginia Bafigo Programa de Aguas CARE Perú campos@care.org.pe
26 Elisa Colon CATAC member GWP Guatemala
27 Diego Rodriguez
BID
Banco Interamericano desarrollo diegor@iadb.org
28 Raul Artiga CARE Subgerente Politicas de AGUA CARE
AGUA
rartiga@care.org.sv
29 Laura Piriz Asesor regional GWP laura.piriz@gwpforum.org
30 Alvaro Ramos. Uruguay Coordinador Programa FIDA
MERCOSUR
fidamercosur@netgate.com.uy
31 Olman Segura Costa Rica consultor estudio Regímenes osegura@una.ac.cr
32 María Elena Zúñiga SAMTAC GWP/ Cepal Santiago/Oficial de
Programa
gwpsamtac@eclac.cl
33 Luiz Azevedo Banco Mundial Brasilia lazevedo@worldbank.org.
34 Luis Garcia Consultor BID luisga@aol.com
35 Lina Araya Agencia Sueca de Cooperación en Bolivia tewelina@acelerate.com
VI. Anexo 3
RESULTADOS DEL TALLER REGIONAL GWP/CATAC-BID
29
Reunión CATAC-GWP
HEREDIA, COSTA RICA, 29-30 DE ENERO, 2003
Sesión Agua y Pobreza
CATAC-GWP-BID
JUEVES 29 DE ENERO, 14:00-18:00 HORAS
Inicio de la sesión (30 minutos)
• Apertura de la sesión y presentación de los asistentes (Presidente CATAC)
• Objetivos de la sesión y agenda (BID)
• Elección de Presidente y Relator (asistentes)
Tema 1: Diálogo sobre Agua y Pobreza (45 minutos)
• Información sobre los objetivos y requerimientos del Diálogo sobre Agua y
Pobreza (BID)
• Presentación del documento propuesta del BID (BID)
• Discusión (asistentes)
Tema 2: Implicaciones del desarrollo y manejo de los recursos hídricos sobre el
crecimiento económico y la reducción de la pobreza (discusión e intercambio
de experiencias) (45 minutos)
Preguntas similares a las del Taller GWP/SAMTAC de Buenos Aires (Anexo 2)
Tema 3: Indicadores (discusión e intercambio de experiencias) (45 minutos)
Preguntas similares a las del Taller GWP/SAMTAC de Buenos Aires (Anexo 2)
Tema 4: Información disponible (discusión e intercambio de experiencias (45 minutos)
Preguntas similares a las del Taller GWP/SAMTAC de Buenos Aires (Anexo 2)
Cierre (30 minutos)
• Síntesis de las discusiones (Relator)
• Cierre de la sesión (Presidente)
Resumen de la reunión
La mesa estuvo integrada de la siguiente manera:
Presidente: Maureen Ballestero (Costa Rica)
Relator Tema 1: Luis García (Consultor BID-Guatemala)
Relator Tema 2: Raúl Artiga (CARE-El Salvador)
Relator Tema 3: Ligia Castro (Panamá)
Relator Tema 4: Cecilia Cortés (Costa Rica)
Relator general: Eduardo Mestre (México) y Serge Lantagne (CAREHonduras)
Maureen Ballestero dio la bienvenida y agradeció a los participantes su presencia. Luis García,
en representación de Diego Rodríguez del BID, presentó los antecedentes y objetivos de
30
la reunión e indicó la metodología a seguir. Seguidamente se refirió a los resultados esperados
de la misma e hizo la presentación del documento de trabajo que se incluye como
Anexo II. A continuación, se inició la discusión por temas. Los principales puntos levantados
durante la misma fueron los siguientes:
Tema 1 : Dialogo sobre Agua y Pobreza.
• El BID está implementando una nueva estrategia institucional orientada al crecimiento
económico y la reducción de la pobreza. Las inversiones deben tener impacto en la reducción
de la pobreza.
• En los últimos 40 años se han invertido en el sector de agua más de 1,000 millones de
dólares al año. Las lecciones aprendidas enseñaron que es importante evaluar el proyecto
al nivel micro y no solamente al nivel macro, asumiendo que los proyectos iban a tener un
impacto en la pobreza.
• Ahora, se debe pensar en la sostenibilidad de los proyectos. La demanda y la disponibilidad
de recursos financieros no garantizan necesariamente el éxito de las inversiones. Los
componentes blandos como capacidad institucional se vuelven también trascendentes para
asegurar el éxito de los proyectos.
• Se consideran dos dimensiones a la relación Agua-Pobreza. 1) La satisfacción de las necesidades
básicas con el enfoque macro donde el acceso a agua potable y obras de saneamiento
mejoran el bienestar de la población y el enfoque de capital humano donde la productividad
del trabajador esta ligada a su estados de salud el cual depende del acceso a
agua potable. 2) El agua como insumo a la producción para favorecer el crecimiento económico.
Cómo las inversiones en el agua para los sectores industriales, agrícolas y energéticos
pueden contribuir al crecimiento económico del país?
• Se ha hecho evidente la necesidad de disponer de indicadores para medir el impacto de
los proyectos sobre la reducción de la pobreza. El BID contratara consultorías para realizar
estudios para medir el impacto de los proyectos de agua.
Tema 2 : Implicaciones del Desarrollo y Manejo de los Recursos Hídricos sobre el
Crecimiento Económico y la Reducción de la Pobreza.
• No se puede olvidar la cuestión del saneamiento. Ahora se requieren inversiones fuertes
para la construcción de obras de saneamiento.
• Se reconoce la importancia del factor de acceso y saneamiento sobre las condiciones de
pobreza en la región.
• El agua debe tener un valor económico con una tasa de retorno. Actualmente, no se maneja
el concepto del valor del agua. Al fijar tarifas bajas, no se puede sostener el sistema
de agua.
• Se debe tomar conciencia y ver el problema del agua de una manera integral. La disminución
de los caudales afecta la producción agrícola, la generación de electricidad y el abastecimiento
de la población con agua potable. Igualmente se planificaron proyectos de riego
para comunidades olvidándose del abastecimiento de agua potable.
31
• El tema es complejo. Como lograr un desarrollo sostenible? Existe abundancia del recurso
hídrico a nivel centroamericano, pero su disponibilidad en términos de calidad es mucho
mas limitada. Es importante tratar de cuantificar el recurso en cada país.
• En el tema del riego, para muchos proyectos las expectativas para la población fueron
mayores que los beneficios reales. Los proyectos generaron beneficios económicos pero
fueron limitados. No hubo una mayor distribución de la riqueza.
• Es importante que la población se apropie del proyecto y comparte sus beneficios. En muchos
casos, las poblaciones afectadas por un proyecto no son las beneficiadas del mismo.
Por ejemplo, en una comunidad en Nicaragua, la población no se conectó al alcantarillado
porque no se resolvió su preocupación económica.
• El tema de la participación ciudadana es fundamental en la protección de los recursos naturales.
• Existe una falta de liderazgo sobre el uso del recurso. No existen políticas de manejo del
recurso lo que conduce a malas inversiones.
• Debemos reflexionar sobre el costo de la conservación ambiental con relación al nivel de
pobreza de la población.
• Existe una iniciativa a nivel regional para certificar el agua de los centros turísticos.
• Tema de la sostenibilidad. Se debe internalizar el costo del agua en los proyectos.
• Como se puede desarrollar políticas sin tener informaciones sobre el recurso agua? Necesitamos
saber cuanta agua disponemos. Los sistemas hidrometeorológicos están desactualizados
en muchos casos.
• Muchas veces, no se capitalizan los datos disponibles en los diseños de los proyectos.
Tampoco se capitalizan las lecciones aprendidas.
• Los servicios de agua deben ser vistos no solo desde la perspectiva de la inversión sino
que hay que incorporar el valor económico del acceso.
• El caso de San Salvador – donde se maneja el concepto de precio de agua bajo para beneficiar
a los pobres esto se revierte en déficit del servicio y cobertura que muestra que los
pobres terminan pagando más por el agua.
• Se resalta el tema de las tarifas y la correlación entre los que consumen más y menos.
• El tema del agua es muy complejo y transversal -desarrollo sostenible que incluya la gestión
racional del agua. Sin embargo en la región se caracteriza por la desigualdad e inequidad.
• Los financiamientos de proyectos de riego se caracterizan por no tener la rentabilidad
económica y social esperada.
• Se estima que las obras de infraestructura también generan impactos y vulnerabilidad y
riesgo sobre poblaciones generalmente más excluidas en los países (grupos indígenas).
32
• Se están generando iniciativas de comunidades y ciudadanos alrededor del abastecimiento
y muy recientemente otras que van mas allá del abastecimiento.
• Se informa que existe una iniciativa a nivel del Caribe donde se establecerá las normas de
calidad del agua en el sector turístico del Caribe, lo cual se traducirá en un costo y valorización
del recurso y se hace una reflexión acerca de la dimensión
• Existen estudios que están haciendo el análisis desde la perspectiva de agua -salud y casos
interesantes de valoración del impacto económico a nivel de sectores pobres de contar
con acceso al recurso.
• Es importante considerar para futuras intervenciones en la región el factor de concentración
poblacional vrs. ubicación de los recursos hídricos.
• Existen experiencias sobre casos donde el proceso de promoción de acceso al agua no
atendió expectativas económicas
• Se plantea de nuevo el valor económico del agua , la conservación del recurso y parece
que se está muy lejos de establecer mecanismos que la hagan operativa, por un lado y
por otro, si no se profundiza en ello se producirán dinámicas más complejas de pobreza.
• Es importante analizar el caso de las cuencas y las particularidades nacionales para atender
la visión de la sostenibilidad
• Se reflexiona sobre la dimensión de la problemática de la contaminación del agua en la
región y la importancia de retomar el tema desde la perspectiva mas amplia donde la participación
del conjunto de la sociedad mas allá del estado.
• Se incorpora el elemento de pérdida de valor de las tierras ante la dimensión de la contaminación
y sus implicaciones
Tema 3: Indicadores
• Se resalta la falta de indicadores de las diferentes experiencias. Se menciona el caso del
proyecto de riego donde se ha identificado la reducción de caudales impactando las actividades
de riego pero también de abastecimiento.
• Es importante que el Banco no solamente se concentre en concretizar la obra física y no
integre el proceso del proyecto para eventualmente poder definir indicadores que evalúen
los resultados.
• Los indicadores deben ser relevantes para la realidad centroamericana
• Para establecer indicadores es fundamental la existencia de datos y la confiabilidad de los
mismos.
• Hay que identificar las variables importantes, por ejemplo: culturales, políticas, institucionales,
demográficas, económicas, ambientales, calidad, cantidad y disponibilidad del agua.
para cada variable hay que establecer indicadores directos e indirectos. Por ejemplo, para
calidad del agua, algunos indicadores indirectos pueden ser las formas de disposición de
desechos sólidos, la letrinización rural, los sistemas de alcantarillado urbano, el tratamiento
de aguas residuales.
33
• Hay que establecer acciones para la homogenización de los datos en América Central.
• Hacer uso de mapas para visualizar la diferenciación espacial del estado de la relación
agua y pobreza.
• Fortalecer los sistemas hidrometeorológicos de los países de la región para tener la información
necesaria sobre cantidad y calidad del agua y fortalecer la planificación del recurso
hídrico.
• Varios indicadores de impacto fueron propuestos :
a) Sostenibilidad del recurso.
b) Reducción de los conflictos acerca del agua.
c) Incremento de la productividad industrial y agrícola.
d) Niveles de participación de la población.
e) Niveles de ingreso.
f) Seguridad jurídica.
g) Calidad del agua. Utilizar los parámetros de calidad del agua.
• Indicadores para los proyectos de agua potable y saneamiento :
a) Reducción de los costos para conseguir el agua.
b) Disminución de las enfermedades de transmisión hídrica.
c) Disminución de la deserción escolar
d) El valor económico del recurso (consumo domiciliar con medidores).
e) Cantidad de cloro residual en el sistema.
f) Existencia de la letrina y su uso.
g) Salud ocupacional.
h) Calidad, Cantidad, Cobertura, Continuidad, Costo.
i) Tipo de fuente
• Otros indicadores propuestos:
a) Calidad del Agua
b) Nivel de Ingreso
c) Deserción escolar
d) Calidad de información
e) Tenencia de derechos de uso de agua asignados a organizaciones locales y unidades
económicas
f) Inversiones productivas asociadas al recurso hídrico de organizaciones locales y pequeños
productores
g) Mecanismos institucionales de pago por servicios ambientales existentes–protección –
producción agrosostenible
h) Nivel de vulnerabilidad y riesgo
i) Población impactada y población beneficiada
Tema 4: Información Disponible
• Varias instituciones han desarrollado indicadores como los del IDH del PNUD, con los indicadores
de desarrollo humano.
• Los estudios de impacto ambiental pueden ser una fuente de información valiosa. Cada
país dispone también de indicadores ambientales.
• Cada país produce un informe sobre el estado de la Nación, en el cual hay información
valiosa. Como ejemplo, el presentado por Costa Rica al inicio de la reunión.
34
• El reporte anual de las Comisiones Nacionales de Emergencia.
• Los censos nacionales
• Los estudios ex-ante y post proyecto de los organismos financieros (BID, Banco Mundial)
representan una valiosa fuente de información.
• Existe un estudio en El Salvador sobre el impacto de los micromedidores en la sostenibilidad
de los sistemas de agua.
• Se puede consultar los estudios del CEPAL, así como los estudios de los Fondos de Inversión
Social.
• En Costa Rica se dispone de un análisis profundo del sector agua potable. En República
Dominicana y Puerto Rico se hacen estudios al respecto.
• Las Encuestas de Hogares son igualmente fuentes de información.
• La FAO ha sistematizado su experiencia en El Salvador sobre los cambios de practicas en
el manejo de las micro cuencas. La OPS es otra fuente de información.
• CARE esta realizando un estudio en El Salvador con el INCAP sobre la relación entre sistemas
de agua y salud.
• Se plantean externalidades del Proyecto Arenal –tempisque como caso interesante en
Costa Rica, que aún no se han cuantificado. Expresa el dilema de las grandes inversiones
vrs impactos y externalidades que fomentan la exclusión de los sectores más desprotegidos.
Estas experiencias han mostrado la debilidad del estado para controlar , regular y
dimensionar las implicaciones costo-beneficio de grandes proyectos.
• El caso de Panamá –El Arco Seco caracterizado por una tendencia progresiva de degradación
se presenta el dilema a partir grandes obras hidráulicas y sequía y como atenta esto
en la satisfacción de las necesidades básicas.
• El caso del canal de Panamá : Como abordar problemas de áreas.
• Una de las experiencias positivas que impactan la pobreza como el caso del Cerrito en El
Salvador– se presenta a partir de la apropiación de la comunidad del proceso y del proyecto.
• Lecciones aprendidas del Bajo Lempa en El Salvador
• Proyecto FAO-Laderas y PAES-BID en El Salvador
Resumen
Se reconoce la multidimensión de la pobreza y del agua misma y las implicaciones de ello
en relación al carácter de un bien público.
El agua pueda también ser considerada como un factor generador de pobreza a partir de
profundizar vulnerabilidades y riesgos.
El Agua también debe considerarse como un activo en manos de los pobres y donde exista
una institucionalidad que responda y reconozca dicho servicio ambiental
35
PARTICIPANTES
NOMBRE INSTITUCIÓN CARGO PAÍS DIRECCIÓN TELÉFONO FAX E-MAIL
Javier Bogantes CATHALAC Coordinador Académico
Panamá 507 317 0125 507 317 0127 Javier.
bogantes@cathalac.org
jbonaga@hotmail.com
Ligia Castro CHATALAC Subdirectora Panamá 507 317 0126
507 317 0053
507 317 0127 Ligia.castro@cathalac.org
Yamil Sánchez ANAM Ingeniero Ambiental Panamá 507 232 7227
507 232 7229
507 232 7229 Yacara23@hotmail.com
Abril Méndez ANAM Jefe de Servicios de
Recursos Hídricos
Panamá 507 232 7227 507 232 7229 abrilmendez@hotmail.com
Hector Aparicio Asamblea Legislativa
Presidente de la Comisión
de Ambiente
Panamá 507 262 3778 507 262 3778 C_ambien@asamblea.gob.pa
Rocío Córdoba UICN Coordinadora del
Área de Humedales
Costa Rica 146-2150,
Moravia
506 241 0101 506 240 9934 rocio.cordoba@iucn.org
Enrique Lahmann
UICN Director Costa Rica 146-2150,
Moravia
506 241 0101 506 240 9934 enrique.lahmann@iucn.org
José M. Zeledón Departamento de
Aguas
Director Costa Rica 506 281 2020 506 283 7140 mzeledon@
meteoro.imn.ac.cr
Olman Segura CINPE Costa Rica 506 260 1600 506 261 2898 sudesca@racsa.co.cr
Cecilia Cortes FUNPADEM Directora Ejecutiva Costa Rica 12-835 506 283 9435 506 283 9478 funpadem@racsa.co.cr
Lilliana Arrieta REDICA Costa Rica 506 228 9611
506 382 1567
506 223 9329 liliarrieta@hotmail.com
Jorge Mora FUDEU Presidente Costa Rica 1852-2050 506 280 6516
506 224 3850
506 224 3796 jmorapo@racsa.co.cr
Andrea Muñoz Asamblea Legislativa
Asesora Legislativa Costa Rica 21-1013 San
José
506 243 2833 506 243 2283 amunoz@
congreso.aleg.go.cr
Rolando CEDARENA Costa Rica 506 283 7080 506 224 1426
Maureen Ballestero
GWPCentroamérica
Coordinadora Costa Rica 14-5000, Liberia

Guanacaste
506 666 1596 506 666 2967 tempis@racsa.co.cr
Yamileth Astorga GWPCentroamérica
Costa Rica 506 224 5584 yastorga@racsa.co.cr
Liliana Calvo MINAE Asesora Legal Costa Rica 506 255 1492 506 255 1492 icalvof@racsa.co.cr
Rolando Castro CEDARENA Costa Rica 134-2050 506 283 7080 506 224 1426 rcastro@cedarena.org
Ana L. León GWPCentroamérica
Oficial de Proyecto Costa Rica 1364-1100
Tibás
506 241 0101
506 384 3340
506 240 9934 Ana_leon19@hotmail.com
Claudia Arroyo Asamblea Legislativa
Asesora Parlamentaria
Costa Rica 506 243 2428 506 243 2137 cborroni@
congreso.aleg.go.cr
Daniel Matul FUNPADEM Dirección Ejecutiva Costa Rica 506 283 9435 506 283 9478 fronteras@funpadem.com
Carlos Romero SENARA Director Costa Rica 5262-1000 506 257 9733 506 222 8785 cromero@racsa.co.cr
Virginia Reyes CINPE Investigadora Costa Rica 555-3000 506 351 1250 mreyes@una.ac.cr
Walter Robinson CINPE Costa Rica 506 386 1758 506 290 6197 wrobins@racsa.co.cr
36
Luis Gamez CINPE Investigador Costa Rica 506 385 9360 lgamez@una.ac.cr
Alejandro Jiménez
UICN Consultor Costa Rica 506 241 0101
506 273 0296
Alejandro.Jiménez@iucn.org
Max Campos CRRH Costa Rica 506 231 5791 506 296 0047 crrhcr@racsa.co.cr
Franklin Amaya Dirección General
de Recursos
Hídricos
Director General Honduras 504 235 4529 504 235 8586 Fgam196@yahoo.com.ar
fumaya@serna.gob.hn
Joaquín Agüero SERNA Asesor Honduras 504 235 7833 504 2351250 upeg@serna.gob.hn
jaguerolacayo@hotmail.com
Keneth Rivera GWPCentroamérica
Miembro Honduras 504 239 6624 504 232 1861 kriay@yahoo.com
Serge Lantagne CARE Gerente de Proyectos Honduras 150 La Ceiba 504 441 2193 504 441 2193 lantagne@hon.care.org
Nelson Cuellar PRISMA Coordinador de Área
de Trabajo sobre
Gestión del Agua
El Salvador 3ª. Calle Poniente,

3760. col Escalón.
San
Salvador
503 298 6852 503 223 7209 n.cuellar@prisma.org.sv
Raúl Artiga GWPCentroamérica
Miembro El Salvador 503 273 4100 503 273 9636 rartiga@care.org.sv
Selma Ivnova
García
CARE Coordinadora Manejo
de Cuencas
El Salvador 503 273 9661 503 273 0939 selma@care.org.sv
Ricardo Mancia CARE Gerente de Agua y
Saneamiento
El Salvador Calle #3 Casa
# 20, Colonia
lomas de San
Francisco, San
Salvador, El
Salvador
503 273 4100 rmancia@care.org.sv
Marta Lilliam
Quezada
Salvanatura Gerente de Programa
Edu. Amb y Comunicaciones
El Salvador Colonia Flor
Balnca, 33 Av
Sur 640, San
Salvador El
Salvador
503 279 1515 503 279 0202 mlquezada@saltel.net
Gloria Aragón Fundación Solar Coordinadora de
Campo Proyecto Naranjo
Guatemala 15 av 3-86 2.1
Quetzaltenango.
Guatemala
502 761 2425
502 715 0371
502 761 2425 garagongt@yahoo.com
garagongt@hotmail.com
Julio Curruchiche Ministerio de Mabiente
y Recursos
Naturales
Director de Políticas Guatemala 502 220 4483 502 220 4483 jcurruchice@hotmail.com
juliocurruchiche@
hotmail.com
Elisa Colom GWPCentroamérica
Mimebro Guatemala 502 360 1172
502 332 2548
502 363 5221 fspol@intelnet.net.gt
Sergio Augusto
Lavarreda
Ministerio de Recursos
Naturales
Viceministro Guatemala sergiolavarreda@
hotmail.com
Manuel Basterrechea
GWPCentroamérica
Persona Recurso Guatemala 502 332 9767 502 334 5403 asebaste@intenet.net.gt
37
Arcadio Choza GWPCentroamérica
Miembro Nicaragua Resid. Las
Brisas P-89,
Managua
505 2662236 choza@alfanumeric.com.ni
Venacio Guerrero
UCRESEP Oficial de Mejoramiento
Nicaragua 505 2222741 505 222 2490 VenancioG@ucresep.gob.ni
Luis Palacios INETER Director de Recursos
Hídricos
Nicaragua luispalacios@hotmail.com
Meryluz Mendoza MIFIC Asesora Legal Nicaragua 505 267 4751 mmendoza@mific.gob.ni
meriluz.
mendoza@mific.gob.ni
José Toruño CARE Coordinador A&S Nicaragua Intercontinetal
Metrocentro
1c. Al oeste ½
norte
505 278 0018 505 267 0386 jtoruno@care.org.ni
Luis Ventura ENACAL Gerente de Planificación
Nicaragua Carreta Sur
km5, Managua,
Nicaragua
505 265 1882 505 266 7895 planenacal@enacal.com.ni
ventura@tmx.com.ni
José Cardona Ministerio de Recursos
Naturales
Abogado Belice 331 Belmopan 501 822 0804 501 822 2333 joseamir@hotmail.com
Martín Alegría Departamento de
Ambiente
Consultor Belice 10/12 Amberpris
Ave, Belmopan
501 822 2542 501 822 2862 envirodept@btl.net
Diego Rodríguez BID USA 001 202 623
1771
001202
6231786
diegor@aidb.org
Olga Luciano Secretaría de
Estado de Medio
Ambiente y Recursos
Naturales
Directora Oficina de
Planificación
Republica
Dominicana
Edificio Plaza
Merengue, 2°
Nivel, ave. 27
de febrero,
esq Tiradentes,
Sto Domingo
001809
4721194
001809472119
8
oluciano@
medioambiente.gov.do
olga.luciano@codetel.net.do
Eduardo Mestre GWPCentroamérica
Resource Person México 52 442
2138700
52 442
2137558
52 442
2131327
emestre@att.net.mx
Luis García BID Consultor USA 3031 Braxton
Wood CT. Fairfax
VA 22031
001 703 876
0541
703 8760541 luisga@aol.com
VII. Anexo 4
RESULTADOS DEL TALLER REGIONAL CARE/
AMÉRICA CENTRAL
39
CARE INTERNACIONAL
SEMINARIO TALLER
“El manejo del agua como determinante de la pobreza y gobernabilidad en
Centroamérica, una perspectiva estratégica”
San Salvador, 6-7 de febrero de 2003
ORGANIZADORES DEL PROCESO:
Raúl Artiga
José Francisco Marroquín
MODERADORES:
José Francisco Marroquín
Carlos Ernesto Rivas Aguirre
Karla María Granados Flores
Nelson Edgardo Saz Vargas
APOYO ADMINISTRATIVO:
Sonia Carolina Marroquín Viana
DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD Y PRINCIPALES RESULTADOS.
Al evento fueron invitadas treinta y nueve personas provenientes de cinco países centroamericanos,
todas ellas conocedoras del tema, de diecinueve instituciones u organizaciones,
catorce de ellas vinculadas a CARE (varios países de Centroamérica), cuatro a GWP, tres a
COSUDE, tres a ANDAR, y una por cada una de las siguientes organizaciones: INFOM,
RRASCA, INCAP, GRUPO COLABORATIVO, ESPH, SACDEL, FUNDAMUNI, SALVANATURA,
PNUD, MARN/BM, PCI/RASES, PRISMA, CLARA, ACDI, e INTER.
Respondieron a la invitación veintiocho personas de quince organizaciones, y participaron
activamente en las Mesas de Trabajo solamente veinte personas de nueve instituciones.
Se desarrollaron todos los temas previstos y en todo momento se hizo énfasis en que el
resultado de esta jornada no es la suma de las visiones, opiniones o percepciones particulares
de los asistentes, sino que es producto del conjunto como tal.
En la primera parte del evento se desarrollaron cuatro temas mediante una charla magistral
impartida por la Sra. Elisa Colom de Morán (GWP, Fundación Solar, Guatemala), sobre el
tema “Pobreza y Gobernabilidad del Agua en Centroamérica”, seguida de la exposición de
tres Estudios de Caso, a cargo de Sr. Ricardo Luján (INCAP, Guatemala), Sra. Selma García
(CARE, El Salvador), y Sra. Lissette Montoya (ESPH, Costa Rica), sobre los temas: “Impacto
de la introducción de agua y saneamiento a nivel comunitario como contribuyente a la seguridad
alimentaria y nutricional de la población”(Programa para la salud a través de agua y
saneamiento); “Caso El Cerrito, El Salvador”; “Caso Empresa de Servicios Públicos de Heredia,
Costa Rica”, respectivamente. Después de la charla magistral introductoria y después
de la presentación de los tres estudios de caso se dedicó suficiente tiempo para preguntas,
discusión e intercambio de opiniones.
40
La segunda parte se inició con la explicación verbal de las Experiencias y Lecciones aprendidas
en Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador, sobre los Programas y Proyectos de
Agua relacionados con las variables antes mencionadas, a cargo de los Sres. Serge Lantagne
(CARE, Honduras), Emilio Aragón (CARE, Guatemala), José Toruño (CARE, Nicaragua), y
Jonathan Claros (CARE, El Salvador), respectivamente. A continuación se dio espacio para
un intercambio de opiniones, preguntas y discusión sobre las experiencias particulares. Esta
parte continuó con el Taller para el cual se organizaron tres Mesas de Trabajo denominadas
de la siguiente manera: Mesa 1 – Marco Estratégico de Visión y Acción; Mesa 2 – Modelos
de Intervención; Mesa 3 – Lecciones Aprendidas. Los asistentes se distribuyeron en las mesas,
procurando balancear las participaciones. La moderación o facilitación de las mismas
estuvo a cargo de Sr. Carlos Ernesto Rivas A., Sra. Karla María Granados F. y Sr. Nelson
Edgardo Saz V., respectivamente.
La tercera parte consistió de la continuación del Taller y una Sesión Plenaria de presentación
de resultados parciales, observaciones y refuerzos, particularmente en lo concerniente al
Marco Estratégico de Visión y Acción. Para el Taller se utilizaron cuatro preguntas generadoras
por mesa ordenadas de acuerdo a un Hilo Conductor, para obtener lluvias de ideas, a
partir de cuyas respuestas se estructuró el resultado de grupo, ampliándose posteriormente
con un intercambio de puntos de vista. Los resultados parciales se ordenaron de acuerdo a
una matriz de cuatro columnas, una por cada aspecto del tema. En los Anexos se presentan
los informes parciales de las mismas. En la Plenaria prácticamente se validaron las conclusiones
del evento.
Seminario sobre el agua y su relación con la pobreza y la gobernabilidad en la región.
Se enfocó en los conceptos de pobreza y gobernabilidad como categorías socioeconómicas y
políticas en su relación con un recurso de muy complicado manejo. Se estableció que no se
puede seguir percibiendo el agua con enfoques particulares. Sobre el concepto de gobernabilidad,
se indicó que se hace notar cuando la presión sobre el recurso hídrico aumenta considerablemente.
Se habló de la gobernabilidad del agua como tal, lo que plantea retos interesantes.
Como paradigma para analizar el tema se propuso la Gestión Integral de Recursos
Hídricos (GIRH). Se dijo asimismo, que el enfoque de atención debe ser multidisciplinar (ingenieros,
biólogos, economistas, abogados, etc.), pues no bastan proyectos de ingeniería
hidráulica para enfrentar el problema.
En el Seminario también se estableció que existe una relación inequívoca entre la adecuada
provisión y uso del agua, y el estado de salud de la población beneficiaria, así como entre el
acceso al agua y la calidad de vida básica de las comunidades en situación de pobreza. Por
otra parte, se dejó determinado que el agua ha adquirido un valor económico, aunque no
necesariamente de mercancía, pero sí como objeto de interacción entre diversos actores o
agentes que intervienen en su conservación, administración y utilización con diversos fines.
El Estado juega un rol importante en todo este escenario.
Al respecto los comentarios se refirieron a diversos aspectos relacionados con el agua tales
como:
• uso doméstico y uso productivo del agua;
• mecanismos para el monitoreo del estado de salud y el uso del agua;
• tarifas por la provisión de servicios ambientales;
• bases para las tarifas en pequeños sistemas de agua;
• incidencia de las tarifas en la estructura del gasto;
• el ordenamiento territorial y la provisión del recurso.
41
Pretaller sobre experiencias y lecciones aprendidas.
Con anterioridad al Taller desarrollado en las tres mesas, delegados de cuatro países expusieron
sus experiencias y las que, a su juicio, serían las respectivas lecciones aprendidas
sobre el manejo del recurso hídrico a través de diferentes proyectos que CARE ejecuta en
Centroamérica.
Honduras.
Se insistió en lo relacionado con el financiamiento de los servicios ligados al manejo de los
recursos hídricos, así como a la necesidad de tratar la temática vinculada al agua con un
enfoque integrado. Se reafirmó la relación directa entra las variables salud y enfermedad
con el mayor o menor acceso a agua segura, es decir en cantidad y de calidad adecuadas.
Debe, a juicio de la delegación de Honduras, promoverse una cultura hídrica, que incorpore
verdaderamente la participación ciudadana, para contribuir al tercer debate de la Ley Marco
sobre el Agua, pues no hay una visión general sobre la misma.
Guatemala.
Aparte de caracterizar la situación general de este país, se trató el problema de ingobernabilidad
en el sector hídrico, y las diferentes modalidades para administrar el servicio que se
ensayan actualmente, incluyendo las cooperativas para el suministro de agua. Se dejó consignado
que existe para discusión una Ley del servicio de agua y residuales.
Nicaragua.
Existe en este país una institucionalidad relacionada con el recurso hídrico, mediante la cual
un organismo del Estado se ha convertido en el ente normador o regulador, y otro, es el
ente encargado de operar el sistema de acueductos y alcantarillados; sin embargo, debido a
la tendencia de reducción del Estado que se da en estos países, se está tratando de fusionar
los ministerios de agricultura y ganadería con el de recursos naturales y el ambiente, por lo
que la dirección en lo concerniente al agua podría ser absorbida por esta nueva entidad, con
la consiguiente pérdida de identidad. Aquí han predominado las intervenciones con enfoque
de Demanda mediante procesos participativos, la comunidad paga del 85 al 100% de los
sistemas construidos, y se debe hacer vigente la Ley de Participación Ciudadana en discusión.
La relación Donante – Comunidad – Empresa constructora del sistema de agua debe
ser directa.
El Salvador.
En este país, se trabaja integrando diversos componentes tales como: educación ambiental,
desarrollo local, agroforestería, infraestructura y gestión de cuencas, todo ello dentro del
gran concepto de conservación del medio ambiente y, por ende, del agua. Cada uno de esos
elementos o componentes se desarrolla en estrecha vinculación con las comunidades para
garantizar un adecuado suministro del recurso hídrico. Para recuperar y sistematizar dichos
conocimientos se lleva a cabo un programa de edición de documentos sobre tales experiencias.
Se destaca lo apropiado del uso de medidores en el sector rural, así como lo relativo a
la consolidación de todo lo anterior, que es la actividad de incidencia política.
Centroamérica en su conjunto.
En el área, los materiales empleados no cumplen con las normas ASTM de calidad; debe
haber participación real de la comunidad; existe proliferación de materiales didácticos muy
42
costosos que podrían reducirse y compartirse; no se debe sustituir a las comunidades ni en
la administración de fondos ni en la ejecución de obras; hay que apoyar al 100% la instalación
de medidores por su buen resultado; debe hablarse con mayor propiedad sobre la clase
de servicios y su cobertura para no caer en exageraciones. Además, no debe perderse de
vista la adversidad que rodea a la región, pues ésta es objeto de inundaciones, deforestación,
plagas, temblores e incendios, los cuales afectan notablemente al recurso agua. Finalmente,
debería ejercitarse un mayor nivel de crítica constructiva a los actuales enfoques de
trabajo en los proyectos de agua y saneamiento; se sostiene que tales enfoques carecen de
integralidad, y que asimismo, los conceptos y paradigmas empleados deberían ser consistentes
con la realidad de los países centroamericanos.
Taller sobre agua, pobreza y gobernabilidad en la región.
El Taller se diseñó teniendo en cuenta los propósitos de la participación en el próximo Foro
Mundial del Agua. Por ello se pensó en dividir a los participantes en grupos de trabajo e integrarlos
en mesas con temas bien definidos correspondientes a los objetivos del evento
para el que se les convocó. Empleando la técnica del Hilo Conductor se preparó una secuencia
de preguntas generadoras para suscitar lluvias de ideas y discutirlas hasta llegar a determinados
acuerdos de grupo. Para complementar los resultados de las mesas se dispuso
dejar espacio para una plenaria final, con el objetivo de dar a conocer tales consensos y
enriquecerlos con ideas de otras personas, y por supuesto, tratar de derivar conclusiones
generales. El punto principal ha sido el Marco Estratégico de Visión y Acción que la región
podría proponer en la mencionada cumbre del agua.
Mesas de trabajo.
En cada mesa hubo un relator y un facilitador o facilitadora, a fin de cumplir lo programado
en el tiempo previsto y mediante la secuencia indicada. Empleando el método denominado
Metaplán se obtuvo la participación sistemática de todos los asistentes, al tiempo que se
iban visualizando todos los aportes y los resultados obtenidos.
En la Mesa 1. Marco estratégico de visión y acción, se partió precisamente de los elementos
que debe contener una visión con sentido estratégico, proactiva, trascendente, y por tanto
se pensó en inquirir sobre impactos futuros, condiciones y actividades correspondientes,
criterios de calidad y productos positivos a alcanzar.
En la Mesa 2. Modelos de intervención, se procedió a examinar la perspectiva sistémica de
las diferentes modalidades que se aplican actualmente en la región para llevar a cabo proyectos
tendientes a suplir las necesidades de agua y saneamiento en diferentes áreas. Por
ese motivo, se preguntó en primer lugar sobre los mejores enfoques de intervención, siguiendo
con la mejor modalidad de intervención, pasando a la forma de garantizar la sostenibilidad
del modelo resultante, y finalizando con la relación entre el enfoque priorizado y el
resto de factores que deberían considerarse en cualquier modelo.
Para la Mesa 3. Lecciones aprendidas, teniendo en cuenta que se trataba de lo concreto en
cuanto a experiencia de manejo del recurso, se comenzó indagando sobre las lecciones que
deja la experiencia regional hasta la fecha, prosiguiendo con los desafíos que plantea semejante
realidad, pasando por las (ventanas de) oportunidades que se podrían vislumbrar para
el manejo de estos recursos, y cerrando con las tendencias que habría que evidenciar y
hacer efectivas en su manejo para garantizar desarrollo y gobernabilidad en la región.
Como se puede apreciar, todo está muy vinculado y con sus respuestas se puede construir
un esquema de trabajo coherente de cara a futuras discusiones en un ámbito más amplio.
43
Los resultados presentados a la sesión siguiente se describen a continuación en forma de
cuadros matriciales para observarlos en toda su magnitud y riqueza conceptual. Han sido
todos aportes muy valiosos de los asistentes efectivos al Seminario Taller.
44
MESA 1: MARCO ESTRATÉGICO DE VISIÓN Y ACCIÓN
IMPACTOS IDEALES CONDICIONES Y ACTIVIDADES CRITERIOS DE INVERSIÓN PRODUCTOS
Desarrollo humano sostenible • Voluntad política de elites económicas
y políticas de la región
• Procesos democráticos
• Marco jurídico
Fomento del desarrollo integral a través
del eje agua
• Arreglos legales e institucionales y
empoderamiento del ciudadano
GIRH para mejorar la calidad
de vida
• Articular los objetivos y metas hídricos
a los del desarrollo en general
• Conocimiento cierto del recurso,
manejo, demanda y riesgo
Políticas hídricas nacionales y regionales
integradoras
• Modelo descentralizado de gestión
con criterio hídrico
Participación y auditoría ciudadana
responsable
• Sensibilizar, capacitar y acompañar,
concientización social
Descentralización y transparencia • Sistema de evaluación y monitoreo
Institucionalidad pública democrática
que asegure derechos y
uso sostenible del recurso
hídrico
• Participación ciudadana y del estado
• Elaboración de políticas hídricas
Participación ciudadana en el manejo
financiero de la inversión
• Política hídricas nacionales y regionales
elaboradas e implementadas
Acceso universal a agua segura • Gestión responsable del agua
• Administración eficiente del agua
• Inversión en el conocimiento del r. h.
• Movilización de recursos locales y
regionales
Liderazgo político capaz de proponer
proyectos de inversión sostenible
• Sistema regional de comunicación
social
Congruencia en las políticas en
el ámbito regional, nacional, y
local para MIRH
• Políticas, planes y proyectos de gestión
hídrica como eje para la integración
C.A.
• Directrices regionales
• Empoderamiento de políticos a todo
nivel
Sostenibilidad económica • Institucionalidad regional para el
manejo de cuencas compartidas
Asegurar derecho universal de acceso
al agua segura
• Sistema de inversión definido y
funcionando
Proponer y adecuar sobre las resoluciones
de las cumbres mundiales
• Modelos de intervención alrededor
del eje agua
• Participación ciudadana en procesos
hídricos
45
MESA 2: MODELOS DE INTERVENCIÓN
ENFOQUE DE INTERVENCIÓN MODALIDAD DE INTERVENCIÓN CONDICIONES DE SOSTENIBILIDAD IMPACTO EN OTROS FACTORES DE
PRODUCCIÓN
• Enfoque de manejo integral
de la cuenca
• Estado como ente rector, facilitador
de políticas y legislación
• Política nacional y regional orientada
al recurso hídrico
• Mejora la gobernabilidad (equidad
de acceso al recurso hídrico)
• Tomando en cuenta todos
los sectores y actores
• El Estado no debe ser operador • Marco jurídico con leyes claras que
norme marco institucional, usos,
organización, responsabilidades, entre
otros
• Desarrollo económico sostenible
(reducción de la pobreza, asegura
la productividad)
• Sectores: agricultura, industria,
consumo humano,
energético, turismo, biodiversidad.
• Ente regulador, debe ser autónomo,
con participación de los sectores
y actores
• Facilitar (asegurar) recursos para su
implementación
• Mejora las condiciones de salud
• Actores: Gobierno Central,
Gobierno Municipal, Organizaciones
comunales, gremios,
comerciantes, población
en general, ONG´s,
OG´s.
• Ente gestor, como los comités
gestores de cuencas representados
por miembros de diferentes sectores
e instituciones
• Crear espacios de participación • Mejora el desarrollo humano
• Operadores: debe tener criterio
técnico y orientado por la política
nacional. Puede ser privado, mixto,
municipal.
• Apropiación del recurso hídrico • Uso sostenible del recurso hídrico
46
MESA 3: LECCIONES APRENDIDAS
LECCIONES DE LA EXPERIENCIA
CENTROAMERICANA
DESAFÍOS OPORTUNIDADES TENDENCIAS QUE DEBERÍAN PREDOMINAR
Se necesita un marco regulatorio regional
y por país
Apoyar los procesos de reconversión
del Estado
Descentralización del Estado Integrar legislación regional
Poca incidencia en los niveles de decisión
política
Influir en los tomadores de decisiones Existencia de espacios para la participación
ciudadana
Manejar integralmente el recurso
hídrico
El Estado no ha asumido los roles que
le competen
Convertir el recurso hídrico en estrategia
de desarrollo
Hay necesidad a nivel global por la
gestión del recurso hídrico
Incorporar al sector privado en la
gestión del recurso hídrico
La cooperación externa no ha tenido el
impacto social esperado
Organizar el sector Donantes interesados en el sector
agua
Ejecutar proyectos hídricos con visión
empresarial
La planificación no ha sido integral Organizar mesa de donantes y prioridades
Replicar las experiencias exitosas en
el manejo del recurso hídrico
Incremento de la inversión en el sector
agua
Hay carencia del diagnóstico básico
buscando solo el incremento de cobertura
Ajustar los modelos de intervención Convertir el manejo del recurso
hídrico en fuente de desarrollo
Ordenamiento territorial en base a la
planificación de cuencas
El sector es capaz de generar recursos
significativos
Involucrar más a los gobiernos locales
en la gestión, organización y ejecución
de proyectos hídricos
Que el manejo del recurso hídrico
permita un servicio eficiente y eficaz
(cantidad, calidad, cobertura, continuidad,
costo y control)
La comunidad debe ser el punto focal
de gestión y protección del recurso
Hacer un esfuerzo más integral en las
comunidades en la planificación del
recurso hídrico
La mayoría de los modelos de gestión
aplicados actualmente son vulnerables
Administrar el sector con visión empresarial
Es necesario desarrollar la capacidad
de gestión municipal
Tener un usuario satisfecho
Existe capacidad de pago aún en las
comunidades más pobres
A mayor inversión de la comunidad,
mayor empoderamiento
La cultura hídrica no está comprometida
con el recurso hídrico
El deterioro ambiental acelerado favorece
la escasez del recurso agua
47
RESULTADOS DE LAS MESAS DE TRABAJO
Tema Mesa 1: Visión Estratégica y Marco de Acción
Lugar y Fecha: Centro de Capacitación Luis Poma, La Libertad, 6 y 7 de febrero de
2003
Participantes: 1. Raúl Artiga (CARE – El Salvador)
2. Selma García (CARE – El Salvador)
3. Ricardo Luján (INCAP – Guatemala)
4. Elisa Colom (GWP – Guatemala)
5. Keneth Rivera (GWP-MARN- Honduras)
6. Thomas Walder (COSUDE – Honduras)
Facilitador: Carlos Ernesto Rivas Aguirre (CONSULTAD, S.A. DE C.V.)
VISIÓN ESTRATÉGICA Y MARCO DE ACCIÓN
La mesa número 1, fue una de tres mesas de trabajo del seminario taller “Manejo del agua
como determinante de la pobreza y la gobernabilidad en Centro América, una perspectiva
estratégica”; las cuales buscaron dar un enfoque integral al debate del agua, por parte de
los participantes, basados en la discusión de tres temas separados, previamente planeados,
con un hilo lógico común del taller, que nos permitiera integrar los resultados parciales en
un debate al final del mismo. La preparación del taller toma como base la riqueza de la participación,
por ser especialistas de primer nivel con vasta experiencia a nivel regional, y un
tiempo extremadamente corto para lograr grandes niveles de detalle. Por tanto, la lógica
que impera en el diseño del taller y principalmente en esta mesa, es lograr un esquema
general de puntos sensibles y sustantivos, que enriquezca el planteamiento regional y particular
de los individuos y países participantes, de modo que el taller contribuya efectivamente
al proceso paulatino y creciente de integración de los conocimientos, experiencias y visiones
del grupo de especialistas en el tema del agua.
Cada mesa trabajó cuatro preguntas, que se complementaban con el producto de la anterior;
las preguntas de la mesa 1 fueron: 1. Qué impactos ideales futuros esperamos alcanzar?,
2. Qué condiciones y actividades son indispensables en el marco estratégico?, 3. Qué
criterios deberían orientar la inversión para alcanzar los objetivos estratégicos?, 4. Qué productos
cuantificables deben alcanzarse para impactar positivamente en la gobernabilidad y
el desarrollo?. Para recabar la información de la mesa fue necesario auxiliarnos de un moderador
externo, un relator del grupo y la metodología y herramientas METAPLAN que posibilitaron
resultados más participativos en un tiempo limitado.
Sí quisiéramos hacer un primer esfuerzo de síntesis, los resultados podría anotarse de la
siguiente manera:
En la pregunta número uno, los participantes opinaron que una de los impactos ideales a
futuro, que debería buscarse y alcanzarse con el manejo adecuado del recurso hídrico es el
desarrollo humano sostenible; lo cual tiene como requisito, realizar avances en cada país y
en la región en la gestión integral de los recursos hídricos.
48
Una buena gestión del agua, como un bien público limitado para mejorar la calidad de vida
mediante la participación, debería ser una de las prioridades de los países centroamericanos.
Sin embargo, los participantes fueron conscientes que sólo una institucionalidad pública
en el marco de la democracia, que pueda experimentar crecientes y mejores mecanismos
de participación como la auditoria ciudadana responsable, nos podrán garantizar el uso sostenible
del recurso hídrico. En fin, la aspiración determinante alrededor del agua, es acceso
universal a agua segura.
En la pregunta número dos, los participantes ponen como condiciones indispensables para
cumplir con los objetivos estratégicos, la voluntad de los grupos de poder económicos y las
elites políticas de la región, la existencia de procesos democráticos y una creciente concientización
social en la región; con lo que podría iniciarse la elaboración de políticas hídricas
para la gestión responsable del agua, articular los objetivos y metas hídricas a los del desarrollo
en general y a incluir un nuevo eje fundamental para consolidar la integración centroamericana.
Estas grandes condicionantes llevarían a la necesidad de tener un conocimiento cierto del
recurso hídrico en relación con el manejo, demanda y riesgo que implica para muchas zonas
de la región. Participación ciudadana e inversión del Estado que permita que cada vez más
grupos poblacionales sean sensibilizados, capacitados y acompañados hacia enfoques y sistemas
de manejo sostenible del agua.
La administración eficiente del agua requiere de inversión en el conocimiento mismo del
recurso hídrico, la movilización de recursos locales y regionales, directrices regionales y
marco jurídico que posibilite el empoderamiento de las políticas hídricas a todo nivel.
Las respuestas a la pregunta tres, acerca de los criterios que debería orientar la inversión,
nos indican que los participantes estarían inclinados a pensar que las inversiones que mejor
impacto tendrían en la región son las que tienen a su base modelos integrales de intervención,
cuyos proyectos tengan el componente de sostenibilidad económica de la inversión.
Este enfoque requiere de un liderazgo político local, nacional y regional capaz de promover
políticas hídricas descentralizadas y con transparencia, donde los ciudadanos participen en
el manejo financiero de la inversión; y además, capaces de ver que el agua es un elemento
fundamental para fomento del desarrollo integral y la integración de la región.
Ante la pregunta cuatro, de productos cuantificables, uno de los primeros puntos abordados
por la mesa fue que la naturaleza no tiene fronteras; y que además, existe un marco jurídico,
político y económico construido a partir del Plan Puebla-Panamá que debe ser tomado en
cuenta a la hora de aspirar a tener productos concretos para la región.
Con el panorama anterior, se definió que las divisiones políticas no son funcionales y que
uno de los primeros escenarios de impacto de alcance nacional y regional es trabajar en
cuencas compartidas, hasta desarrollar modelos de intervención alrededor del eje agua en
toda la región mesoamericana.
El modelo de gestión del agua en la región debe ser descentralizado, y los procesos de descentralización
en general deben contener el criterio hídrico como uno de sus componentes
fundamentales. Progresivamente deben hacerse los arreglos legales e institucionales, hasta
que tengamos un sistema de inversión bien definido y funcionando con un alto nivel de participación
de los ciudadanos en todo el proceso de gestión integral del recurso. Deberán ser
elementos claves del sistema la comunicación social, entendida ésta como un componente
49
del desarrollo integral de la población, y un sistema de evaluación y monitoreo para prever
riesgo del manejo descontrolado del agua y de los desastres naturales.
RECOMENDACIONES DE LA PLENARIA
• Incluir el término de “comunicación social de la gobernabilidad del recurso hídrico”.
• Desarrollar un enfoque de mercado social del agua como un mecanismo que permite recuperar
costos y garantizar la sostenibilidad de los programas de manejo de agua segura.
• Desarrollar un “Sistema Institucionalizado de Gestión del Conocimiento e Información para
el Manejo eficiente y equitativo del Recurso Hídrico”.
• Superar la visión sectorial de los modelos de intervención y uso del agua, Ej. Agua / saneamiento.
• Enfatizar la implantación del Agua como eje para la integración centroamericana.
Comentarios realizados:
Los enfoque utilizados hasta el momento se limitan al aprovechamiento del agua, y no al
manejo integral de este recurso limitado.
El asistencialismo refuerza la cultura de la pobreza y el conformismo ante las situaciones de
marginación.
Tema Mesa 2: Modelos de Intervención
Lugar y Fecha: Centro de Capacitación Luis Poma, La Libertad, 6 y 7 de febrero de
2003
Participantes: 1. Emilio Aragón (CARE – Guatemala)
2. Joram Gil (RRASCA – Guatemala)
3. Serge Lantagne (CARE – Honduras)
4. Lissette Montoya (ESPH – Costa Rica)
5. José Toruño (CARE – Nicaragua)
6. Ana Luisa Dueñas (CARE – El Salvador)
7. Vince McElhinny (INTER – Action-IADB)
8. Rómulo Carranza (CARE – El Salvador)
Facilitador: Karla María Granados Flores (CONSULTAD, S.A. DE C.V.)
INTRODUCCIÓN.
Con el objetivo de conocer y abordar en conjunto el estudio de la situación actual del agua,
la pobreza y la gobernabilidad en la región Centroamericana, así como socializar, reflexionar
y establecer tendencias, criterios y desafíos alrededor del manejo del agua y la pobreza,
CARE El Salvador ha organizado un encuentro al que han asistido representantes de instituciones,
organismos y empresas relacionadas con el manejo del recurso hídrico en los países
Centroamericanos.
Para la consecución de los objetivos propuestos una de las metodologías empleadas fue la
conformación de grupos de trabajo integrados por personas de diferentes procedencias para
tratar temas específicos.
50
A continuación se presentan los resultados del abordaje del tema Modelos de Intervención,
el cual se llevó a cabo utilizando preguntas generadoras, pasando luego a ejercitar lluvias
de ideas, suscitando un intercambio de puntos de vista y finalmente haciendo una síntesis
de los aportes sobre cada parte de la temática tratada.
PREGUNTAS GENERADORAS
1. ¿Qué enfoques de intervención darían mejores resultados?
Al momento de plantear la pregunta generadora al grupo de participantes, se hizo referencia
a los enfoques presentados en los estudios de caso durante la jornada de seminario,
a saber: el agua como satisfactor de necesidades básicas, agua como determinante
de la salud y el agua como factor de producción.
Posteriormente el grupo expresó sus opiniones mediante aportes en tarjetas, con lo cual
se construyó el mapa de ideas y se generó una discusión en torno al tema. Como resultado
de lo anterior el grupo concluyó que desde la perspectiva del agua como determinante
de la pobreza y la gobernabilidad, lo que daría mejores resultados es un enfoque
de manejo integral del recurso hídrico, ó expresándolo en forma más delimitada manejo
integral de la cuenca (lo que incluye el manejo de las clasificaciones de subcuenca y microcuenca).
Este enfoque de manejo integral consiste en que el recurso agua debe utilizarse para satisfacer
necesidades básicas (garantizando el acceso al agua como derecho humano), para
mejorar la salud y como insumo para la producción (produciendo más trabajo y por
ende mayores ingresos).
Durante la discusión en torno al tema, el grupo enfatizó en la necesidad de superar los
enfoques sectoriales en el manejo del agua, y avanzar hacia un enfoque integral, tomando
en cuenta a todos los sectores (agricultura, industria, consumo humano, energético,
recreación, turismo, biodiversidad) y actores (Gobierno central y municipal, organizaciones
comunales, gremios y población y general).
2. ¿Qué modalidad de intervención garantizaría mejores resultados?
El planteamiento de la pregunta hizo necesario definir el concepto de “modalidad de intervención”,
entendiéndose éste como la forma (de ejecución y manejo) en que se realiza
un proyecto relacionado con el recurso agua. Posteriormente el grupo suscitó un intercambio
de ideas con relación a este punto, concluyendo que habiendo priorizado un
enfoque de manejo integral del recurso hídrico, era primordial definir el escenario en que
pudieran desarrollarse las diferentes modalidades de intervención.
Luego de la discusión, la lluvia de ideas dio como resultado la definición de un modelo
general para el manejo del recurso agua en el ámbito nacional y/o regional, en el que se
identifican los principales actores y sus roles:
• El Estado, como ente rector y facilitador de políticas y legislación;
• Un ente regulador, que debe ser autónomo y que propicie espacios de participación de los
sectores y actores involucrados en el manejo;
• Un ente gestor, como los Comités Gestores de Cuencas, cuyo rol sea el de velar por la
conservación y buen uso (equitativo) del recurso en su área de impacto. A este respecto
uno de los aportes sugirió elevar las juntas de agua a un nivel superior.
51
• Operadores, con criterio técnico, orientado por política nacional y con visión empresarial,
es decir que cualquier intervención produzca réditos para diferentes sectores.
Además de la anterior descripción, el grupo enfatizó en que el modelo debía caracterizarse
por ser participativo, descentralizado, abierto a las modalidades de intervención y que la
responsabilidad de la conservación del recurso debe ser de todos los actores.
Como resultado de la discusión en torno al tema, el grupo expresó mediante sus comentarios
que en este modelo propuesto las áreas de manejo del recurso a incluir son todas aquellas
que juntas respondan a la integralidad del enfoque, generando proyectos, programas e
implementación de sistemas entre otros, mediante diversas formas de administración sean
éstas privadas, con participación de la comunidad, mixtas o municipales (manejo del recurso
a través de una empresa u organización independiente a la municipalidad). Para citar
ejemplos se mencionaron:
Area de Intervención Modalidad de Intervención Forma de manejo
Agroforestal Sistema de riego
Diversas (privada, participación
ciudadana, mixta o municipal)
Saneamiento
Sistema de tratamiento de aguas
residuales
Diversas
Energética Sistema de generación de energía Diversas
Agua potable
Sistema de abastecimiento de agua
potable
Diversas
3. ¿Cómo se garantizaría la sostenibilidad del modelo propuesto?
Al inicio del tratamiento de este tema, se planteó el objetivo de esta pregunta: identificar
una serie de aspectos y/o condiciones necesarias para garantizar la sostenibilidad de dicho
modelo.
Como resultado de la lluvia de ideas y del intercambio de opiniones al respecto, el grupo
concluyó que para garantizar la sostenibilidad del modelo es necesario:
Definir una política nacional y/o regional orientada al recurso hídrico;
Un marco jurídico adecuado con leyes claras, es decir un marco legal e institucional con reglas
claras que regule el uso del recurso y las responsabilidades que esto implica, las tarifas
del uso del agua, la organización para el manejo, y que además defina un marco institucional,
los mecanismos de aplicación de las leyes, así como las sanciones por infracciones.
Que el Estado facilite (asegure) recursos, es decir los fondos para realizar los programas o
proyectos del modelo, y que permita a la vez la gestión para cofinanciar con organismos
gubernamentales y no gubernamentales.
Crear espacios de participación activa de todos los actores, logrando consensos entre ellos,
y la integración del Estado junto a los municipios locales.
Apropiación del recurso, lo que significa que en el caso específico de las comunidades, éstas
se apropien de la responsabilidad en el uso, manejo y conservación del recurso hídrico.
52
4. ¿Cómo se relaciona este enfoque con otros factores de producción?
Con la finalidad de determinar el impacto del enfoque propuesto, se suscitó la lluvia de
ideas y una discusión respecto a las mismas. Como resultado de lo anterior el grupo concluyó
que la adopción del enfoque de manejo integral del recurso hídrico implícitamente genera
el uso sostenible del mismo, lo que a su vez impacta de manera positiva de la siguiente
forma:
• Mejora la gobernabilidad, a través de la equidad en el acceso al recurso hídrico, creando
una conciencia participativa y disminuyendo los conflictos locales, nacionales e internacionales.
• Contribuye al desarrollo económico sostenible en el ámbito nacional y local, ya que influye
o coincide con las prioridades de la estrategia de reducción de la pobreza, y además asegura
la productividad al proveer un insumo para actividades como la generación de energía
eléctrica, riego, abastecimiento de agua potable, etc.
• Mejora la salud, al reducir enfermedades mediante el acceso al agua para satisfacer necesidades
básicas, y por consiguiente contribuye al desarrollo humano, creando una visión
de servicio.
Tema Mesa 3: Lecciones aprendidas
Lugar y Fecha: Centro de Capacitación Luis Poma, La Libertad, 6 y 7 de febrero del
2003
Participantes: 1. Carlos García Bickford (INFOM Guatemala)
2. Marta Galo (CARE Honduras)
3. Arturo Díaz (Grupo Colaborativo Honduras)
4. Ernesto Rodríguez (FUNDAMUNI El Salvador)
5. Jonathan Claros (CARE El Salvador)
6. Reynaldo Chanchan (CARE El Salvador)
Facilitador: Nelson Edgardo Saz Vargas (CONSULTAD, S.A. de C.V.)
INTRODUCCIÓN.
Con el objetivo de conocer y abordar en conjunto el estudio de la situación actual del agua,
la pobreza y la gobernabilidad en la región centroamericana, así como socializar, reflexionar
y establecer pendencies, criterios y desafíos alrededor del manejo del agua y la pobreza,
CARE El Salvador organizó un encuentro al que asistieron representantes de instituciones,
organismos y empresas relacionadas con el manejo del recurso hídrico en la región.
Para la consecución de los objetivos propuestos una de las metodologías empleadas fue la
conformación de grupos de trabajo integrados por personas de diferentes procedencias para
tratar temas específicos.
A continuación se presentan los resultados del abordaje del tema Lecciones Aprendidas, el
cual se llevó a cabo utilizando preguntas generadoras, pasando luego a ejercitar lluvia de
ideas, suscitando un intercambio de puntos de vista y finalmente haciendo una síntesis de
los aportes sobre cada parte de la temática tratada.
53
PREGUNTA GENERADORA 1
¿Que lecciones nos deja la experiencia centroamericana en el manejo de los Recursos
Hídricos?
Al momento de plantear la pregunta generadora al grupo de participantes, se hizo referencia
al objetivo de la mesa que consistía básicamente en el inicio de la sistematización de
experiencias y lecciones aprendidas, a partir del trabajo realizado por las diferentes instituciones.
El grupo expresó una gran cantidad de lecciones aprendidas (más de 60), las cuales
fueron posteriormente priorizadas y ordenadas, de la siguiente forma:
• Se necesita un marco regulatorio regional y por país.
• Poca incidencia en los niveles de decisión política.
• El estado no ha asumido los roles que le competen.
• La cooperación externa no ha tenido el impacto social esperado.
• El sector es capaz de generar recursos significativos.
• Hay carencia del diagnóstico básico, buscando solo el incremento de cobertura.
• La planificación no ha sido integral.
• La mayoría de los modelos de gestión aplicados actualmente son vulnerables.
• La comunidad debe ser el punto focal de gestión y protección del recurso.
• Es necesario desarrollar la capacidad de gestión municipal.
• Existe capacidad de pago, aun en las comunidades más pobres.
• La cultura hídrica no esta comprometida con la conservación del recurso hídrico.
• A mayor grado de inversión de la comunidad mayor grado de empoderamiento.
• El deterioro ambiental acelerado favorece la escasez del recurso.
PREGUNTA GENERADORA 2.
¿Que desafíos se presentan a partir de las lecciones aprendidas?
Para la discusión de esta pregunta el grupo lo hizo buscando los desafíos que plantean las
lecciones aprendidas, priorizando los siguientes:
• Influir en los tomadores de decisiones.
• Convertir el manejo del recurso hídrico en una estrategia de desarrollo.
• Apoyar los procesos de reconversión del estado.
• Organizar el sector.
• Organizar mesa de donantes y prioridades.
• Ajustar los modelos de intervención.
• Involucrar más a los gobiernos locales en la gestión, organización y ejecución de proyectos
hídricos.
• Hacer un esfuerzo más integral con las comunidades en la planificación del recurso hídrico.
• Administrar el sector con visión empresarial.
• Tener un usuario satisfecho.
54
PREGUNTA GENERADORA 3.
¿ Que oportunidades se vislumbran para el manejo de los recursos hídricos?
El abordaje de esta pregunta se hizo a partir de las oportunidades que se presentan actualmente
tanto a nivel local, regional e internacional, priorizándose las siguientes:
• Hay necesidad a nivel global por la adecuada gestión del recurso hídrico.
• Donantes interesados en el sector agua.
• Descentralización del estado.
• Convertir el manejo del recurso hídrico en fuente de desarrollo.
• Existencia de espacios para la participación ciudadana.
• Replicar las experiencias exitosas en el manejo del recurso hídrico.
PREGUNTA GENERADORA 4.
¿ A partir de las experiencias, que tendencias deberían predominar en el manejo de los Recursos
Hídricos para alcanzar desarrollo y gobernabilidad, en la región?
Para el tratamiento de esta pregunta se hizo énfasis en que buscamos lo que deberían ser
las tendencias para la región, sobre la base de la experiencia que los diferentes proyectos
han desarrollado, obteniéndose los siguientes resultados:
• Integrar la legislación regional.
• Manejar integralmente el recurso hídrico.
• Incorporar al sector privado en la gestión del recurso.
• Ejecutar proyectos hídricos con visión empresarial.
• Incremento de la inversión en el sector agua.
• Ordenamiento territorial en base a la planificación de cuencas.
• Que el manejo del recurso hídrico permita dar un servicio eficiente y eficaz (que incorpore
las 6 “C”: cantidad, calidad, cobertura, continuidad, costo razonable y control.
OBSERVACIONES SURGIDAS EN LA PLENARIA
Al ser expuestos los resultados de la mesa al pleno, surgieron las siguientes observaciones:
• Las lecciones van dirigidas sobre todo al aprovechamiento del recurso hídrico y no a la
conservación del mismo.
• Hay que despertar la participación de la gente en el manejo del recurso y que deben de
ser procesos incluyentes y no excluyentes, sobre todo a la participación del estado.
55
PARTICIPANTES
NOMBRE PROCEDENCIA
1. Emilio Aragón CARE, Guatemala
2. Carlos García Bickford INFOM, Guatemala
3. Elisa Colom GWP, Guatemala
4. Joram Gil RRASCA, Guatemala
5. Ricardo Luján INCAP, Guatemala
6. Serge Lantagne CARE, Honduras
7. Marta Galo CARE, Honduras
8. Keneth Rivera GWP-MARN, Honduras
9. Thomas Walder COSUDE, Honduras
10. Arturo Díaz GRUPO COLABORATIVO, Honduras
11. Lissette Montoya ESPH (Empresa de Servicios Públicos de Heredia), Costa Rica
12. José Toruño CARE, Nicaragua
13. Carlos Huezo
CARE, El Salvador
14. Ricardo Mancía CARE, El Salvador
15. Jonathan Claros CARE, El Salvador
16. Ana Luisa Dueñas CARE, El Salvador
17. Selma García CARE, El Salvador
18. Raúl Artiga CARE, El Salvador
19. Reynaldo Chanchan CARE, El Salvador
20. Rómulo Carranza CARE, El Salvador
21. Francisco Altschul SACDEL, El Salvador
22. Ernesto Rodríguez FUNDAMUNI, El Salvador
23. Manuel Thurnofer COSUDE, El Salvador
24. Carolina Dreikorn P NUD, El Salvador
25. Nelson Cuéllar P RISMA, El Salvador
26. Claudia Abarca ANDAR, El Salvador
27. Ana Cecilia Domínguez Proyecto Clara, El Salvador
28. Vince McElhinny I nter-Action -IADB
VI. Anexo 5
RESULTADOS DEL TALLER REGIONAL CARE/
AMÉRICA DEL SUR
57
CARE INTERNACIONAL
TALLER REGIONAL SOBRE AGUA, POBREZA Y GOBERNABILIDAD
QUITO, 10 Y 11 DE FEBRERO DE 2003
METODOLOGIA
La metodología contempló cuatro momentos:
Una primera aproximación sobre el tema, a partir de diversas exposiciones sobre experiencias
y avances alrededor de este tema en varios países de la subregión.
Un trabajo grupal en el que los participantes identificaron tendencias y temas comunes en la
región, temas de trabajo en los siguientes años y retos que esto supone como países y como
región.
Una exposición en plenaria sobre los resultados del trabajo grupal.
Una plenaria para establecer acuerdos y definir los próximos pasos.
DESARROLLO DEL TALLER
Resumen de exposiciones
Agua, Gobernabilidad y Pobreza en América Latina, Raúl Artiga, CARE El Salvador
Empezó caracterizando a la pobreza como un fenómeno multidimensional, dinámico y espacial.
Al hablar sobre Gobernabilidad y Pobreza mencionó la ausencia, débil y excluyente institucionalidad
pública, la baja prioridad en la agenda pública y partidaria, la ausencia de espacios
de representación, la precaria y desarticulada organización de usuarios, y el bajo reconocimiento
al valor económico del agua. Con relación a los vínculos entre Agua y Pobreza
sostuvo el acceso al agua segura como una de las condiciones para mejorar la calidad de
vida, el agua como aporte a la producción agropecuaria y a la seguridad alimentaria, el
agua como factor de riesgo (sequías e inundaciones), el agua como activo económico (valoración
económica) y el derecho al agua (la inseguridad de propiedad y la institucionalidad).
Al abordar el Agua y Medio Ambiente en los procesos de desarrollo enfocó los roles de regulación,
de hábitat, de producción y de información que cumplen los ecosistemas.
Sobre la dinámica entre Agua y Pobreza señaló que los procesos de erosión y pérdida de
fertilidad del suelo, desertificación, deforestación y uso de las tierras, degradación de cuencas,
deterioro de los recursos marinos costeros, contaminación de las aguas y del aire, pérdida
de recursos genéticos y ecosistemas, incrementan los niveles de pobreza, la vulnerabilidad
y la feminización de la pobreza y la pobreza ecológica.
58
Frente a esta problemática destacó diversos desafíos y oportunidades:
• Inversión pública en infraestructura sanitaria, garantizando ampliación de cobertura en
agua y saneamiento rural.
• Apropiación de instrumentos de gestión social, ambiental, técnica y económica de los pobres
frente a los servicios de agua.
• Implementación de programas de asociatividad de productores rurales y facilitar mecanismos
de participación en las inversiones en infraestructura de riego.
• Reconversión y diversificación productiva en el agro y aprovechamiento del capital natural
renovable.
• Reducción de los factores de riesgo cíclicos asociados a sequías e inundaciones.
• Implementación de mecanismos e instrumentos de pago por servicios ambientales asociados
a la protección de los recursos hídricos y cobertura vegetal.
• Establecimiento de un marco normativo e institucional que asegure derechos de uso de
activos y un entorno favorable que incentive el uso racional y sostenible de los recursos
naturales.
• Arreglos institucionales locales, regionales y nacionales alrededor de la gestión del agua
que establezca mecanismos de resolución de conflictos y aprovechamiento de sinergias
entre usuarios.
Finalmente, señaló la necesidad de facilitar el manejo del conocimiento y la generación de
una visión de largo plazo para potenciar las capacidades de los sectores poblacionales más
vulnerables y su inserción sostenida en el desarrollo.
Ecuador, gobernabilidad del agua, Pablo Lloret, GWP
Partió definiendo a la gobernabilidad como la “capacidad de un sistema social para movilizar
energías en forma coherente para alcanzar el desarrollo sostenible de los recursos hídricos”
(Rogers P. 2002), y planteó como respuesta para lograrla: el manejo integrado del agua.
Esto supone diversos principios: “apertura, transparencia, participación, verificación, efectividad,
racionalidad, motivación, eficiencia, interactividad, equidad, integración, sustentabilidad,
ética y compromiso” (Rogers P. 2002).
Al referirse al Ecuador citó el artículo 247 de la constitución: “… Las aguas son bienes nacionales
de uso público; su dominio será inalienable e imprescriptible; su uso y aprovechamiento
corresponderá al Estado o a quienes obtengan estos derechos, de acuerdo con la
Ley”, en este contexto preguntó ¿cómo construir opinión sobre la gobernabilidad en Ecuador?,
y ensayó una primera respuesta: un Foro.
A continuación presentó algunos datos sobre sistemas hídricos, hidrográficos, cuencas y
microcuencas, población, extensión, cobertura de agua potable, alcantarillado, y tratamiento
de aguas residuales y riego.
Asimismo, compartió el proceso seguido para construir la opinión de país sobre gobernabilidad:
• Documento de provocación generado por el GWP
• Foro Local Cuenca I que generó un documento contextualizado al Ecuador, liderado por
PROAQUA.
• Foro Local Cuenca II que elaboró el documento “Provocación en Ecuador”.
• Foro Nacional en Quito.
• Elaboración del documento final con el apoyo de 400 personas.
59
En este proceso participaron representantes del sector gubernamental (CNRH, MAE, MAG,
municipios, consejos, provinciales, empresas públicas, CONAM, Consejos de cuencas, Asociaciones
de Municipios y de Consejos Provinciales), y de la sociedad civil (Cámara de Industrias,
juntas y asociaciones de riego, ONG ambientales, gremios de ingenieros biólogos,
Organizaciones de Segundo y Tercer Grado).
Cerró su exposición con las conclusiones a las que llegaron en este proceso: Se debe crear
opinión sobre el tema, definir “el que hacer” y predicar con el ejemplo: formando alianzas.
Agua, Pobreza y Gobernabilidad en Perú, Nelson Pinedo de FONCODES; Marcos Campos y
Francisco Soto, CARE Perú
Nelson Pinedo, de FONCODES, expuso datos sobre las tasas de pobreza en el área urbana y
rural, y la cobertura de agua y saneamiento, según el rango de población. Al analizar el estado
de situación evidenció que solo el 30 por ciento de los sistemas de agua potable eran
sostenibles, y apenas el 12,1 por ciento de los sistemas de saneamiento estaban en buen
estado. Entre otras razones, por la poca participación de la población en el proyecto, la inadecuada
capacitación para administrar y operar los sistemas, la falta de involucramiento de
los municipios en la ejecución de los proyectos, y la inadecuada educación de las comunidades
en higiene y salud.
En el caso de alcantarillado, sostuvo que los sistemas instalados no se utilizan porque la
población no puede asumir el costo de las instalaciones interiores, por la baja dotación de
agua para el funcionamiento de los sistemas de desagüe y por razones de índole cultural.
A continuación presentó datos sobre las necesidades de inversión en agua potable y saneamiento,
en las zonas rurales, en el período 2002-2006. Frente a esta realidad detalló las
estrategias del sector:
• Implementación de servicios de agua y saneamiento en función a la demanda, priorizando
la rehabilitación de los servicios existentes.
• Participación de la población y de los gobiernos locales en todo el ciclo de los proyectos.
• Fortalecimiento de las capacidades de las organizaciones regionales y locales.
Marcos Campos, de CARE Perú, abordó el tema de la gobernabilidad con una primera explicación
sobre la administración de los sistemas en el área urbana y rural. A continuación presentó
el caso de la localidad de Pampamaca, situándolo en tres períodos de tiempo desde la
instalación y capacitación en 1985 hasta su situación presente (año 2003).
Francisco Soto, de CARE Perú, cerró la exposición con un recuento de la experiencia del Proyecto
Piloto de Agua Potable Rural y Salud Comunitaria en el departamento de Cajamarca
(PROPILAS). El proyecto congrega a tres actores: COSUDE (financia), CARE (ejecuta y financia)
y PAS Banco Mundial (monitorea, sistematiza y es el nexo con niveles gubernamentales).
Dio a conocer los objetivos, el ámbito, la duración y los modelos desarrollados por el
proyecto (Modelo de Gestión Municipal y de Gestión Comunal).
Compartió algunas de las lecciones aprendidas durante la ejecución del proyecto:
• La toma de decisiones en el nivel más cercano a la comunidad facilita el empoderamiento
de las familias y comunidades de los servicios de agua y saneamiento.
• La participación del municipio y la comunidad fortalece la transparencia y la provisión de
información en todos los niveles relacionados con el proyecto.
60
• Cuando se promueve el enfoque basado en la demanda y la participación concertada de
los actores es viable la dotación de servicios de agua y saneamiento en municipios y comunidades
rurales con una estrategia de cofinanciamiento.
• La participación del sector privado y ONG contribuye a dinamizar el mercado de trabajo
local.
• Al fortalecer las Juntas de Agua y Saneamiento, las comunidades valoran su participación
en todos los procesos. Esto refuerza su sentido de propiedad, le otorga mayor transparencia
al proyecto y contribuye a su sostenibilidad.
• El Modelo Comunal requiere mayor esfuerzo que el Municipal.
Cerró su intervención señalando que la instalación de servicios sostenibles de agua y saneamiento
puede contribuir al mejoramiento de la gobernabilidad y a la erradicación de la
pobreza.
Gobernabilidad del Agua en Colombia, Inés Restrepo, CINARA
Señaló que en el Segundo Foro Mundial del Agua (La Haya, 2000) la gobernabilidad eficaz
del agua fue definida como el factor más importante en el mejoramiento del manejo de los
recursos hídricos y será tema central en el Tercer Foro Mundial del Agua (Japón, 2003).
La gobernabilidad del agua incluye aspectos de eficiencia administrativa y de gestión de los
recursos, análisis de la institucionalidad incluyendo los marcos regulatorios, comportamiento
formales e informales de los actores y armonización de esa institucionalidad con la sociedad
de la que forma parte.
Luego situó los arreglos institucionales: las políticas del gobierno de Alvaro Uribe, los distintos
sectores involucrados en el tema del agua y sus respectivos papeles (regulación, control,
concertación, consumidores).
Al referirse a la estructura institucional señaló que el manejo del agua en Colombia ha estado
disperso en diversas entidades, algunas de las cuales aún no reconocen su relación con
el manejo del recurso hídrico. Esta inestabilidad ha contribuido al deterioro de las condiciones
de prestación de estos servicios, especialmente en los municipios menores y zonas rurales.
Sostuvo que los distintos sectores tienen su propio marco normativo, que muchas veces
presenta contradicciones entre sectores. A esto se suma la inexistencia de una Ley de
Aguas.
Mencionó que en Colombia, más que hablar sobre la gobernabilidad del agua, se habla sobre
la gobernabilidad del país, por la situación de violencia que se recrudeció desde el pasado
gobierno.
Entre las conclusiones destacó:
• La gobernabilidad del agua es poco conocida en Colombia y se relaciona con algo más global:
la gobernabilidad del territorio.
• La gobernabilidad está afectada por múltiples factores: la falta de legitimidad de los arreglos
institucionales vigentes, que no toman en cuenta las características de la sociedad colombiana
ni su diversidad regional; la falta de credibilidad en las instituciones públicas y
privadas por su falta de transparencia y la corrupción que afecta a Colombia en todos los
ámbitos.
61
• La fragmentación sectorial en el manejo del agua, sin espacios de encuentro y concertación,
genera contradicciones en los marcos normativos y regulatorios y en la propia estructura
organizacional, e impide las soluciones integrales.
• El concepto de manejo integrado de recursos hídricos es apenas una buena intención manifestada
en algunos documentos gubernamentales.
• El sector de agua y saneamiento es uno de los más afectados por la ineficaz gobernabilidad
del agua. Esto se expresa en el deterioro de la situación de agua y saneamiento, principalmente
en las poblaciones menores y áreas rurales.
• El proceso de descentralización no ha dado los frutos esperados por la debilidad del nivel
local en aspectos técnicos y administrativos.
• Los múltiples mecanismos para la participación ciudadana tampoco han contribuido a resolver
prácticas poco eficientes en el sector publico y privado.
Gobernabilidad del Agua, y Agua y Pobreza en Bolivia, Víctor Rico, CARE Bolivia
Empezó analizando el marco legal en Bolivia (Leyes de Participación Popular, de Descentralización,
de Diálogo Nacional, del Sistema de Regulación Sectorial, y de Servicios de Agua y
Saneamiento). Señaló que Bolivia no tiene una ley de aguas, debido a la oposición de sectores
populares y de grupos de interés que ha impedido su análisis, aprobación y promulgación.
Presentó el estado de situación después de la regulación sectorial en agua y saneamiento.
• 30 empresas son reguladas por la Superintendencia.
• 3 son consideradas empresas viables.
• De 3 a 5 requieren fortalecimiento y acceso a financiamiento.
• El resto requiere de subvención y asistencia técnica para mantener estándares de calidad
del servicio.
• Existen más de 2.000 comunidades rurales que no son ni económica ni financieramente
viables y requieren financiamiento externo no reembolsable para acceder a servicios, o
mejorar los que ya tienen.
Al abordar el tema Agua y Pobreza sostuvo que gran parte de los hogares bolivianos tienen
niveles mínimos de satisfacción de necesidades, donde la dotación de servicios adquiere
máxima prioridad. La desigualdad entre lo urbano y lo rural, con altos niveles de pobreza y
marginalidad, provoca la migración a las tres mayores ciudades de Bolivia (La Paz, Santa
Cruz y Cochabamba), sobrecargando la capacidad de los municipios para atender las necesidades
de la población que se asientan en zonas periurbanas.
Frente a esta realidad, las leyes de Participación Popular y la del Diálogo Nacional, la estrategia
de reducción de la pobreza y las mesas de diálogo nacional establecen acciones prioritarias
en agua y saneamiento, y en riego y microriego como un medio de lucha contra la
pobreza.
Respecto al tema Agua y Gobernabilidad sostuvo que Bolivia está pasando un período de
reformas, que demanda la permanencia de funcionarios vinculados a los procesos, lo que no
siempre es posible por los frecuentes cambios políticos.
De otro lado, las organizaciones internacionales de financiamiento condicionan cada vez
más el desembolso de recursos a un desempeño transparente, sostenido y calificado de los
gobiernos receptores. Lamentablemente, el sector político promueve cambios que pueden
provocar problemas de corrupción con efectos nocivos para la población pobre.
62
La falta de una ley de aguas podría generar futuros problemas, puesto que los criterios de
manejo de recursos hídricos no consideran el manejo sistemático e integrado.
Al referirse al tema Gobernabilidad y Pobreza señaló que el acceso sostenible al agua es un
factor clave de la lucha contra la pobreza, pues contribuye a mayores niveles de salud, de
educación y capacitación, de productividad y, en consecuencia, de acceso a los medios de
vida.
Concluyó diciendo que en Bolivia la falta de normatividad sobre las posibilidades de manejo
integrado de recursos hídricos es un problema de envergadura.
La gobernabilidad de la gestión del agua en el Ecuador, Carlos Aguilar, Fundación PROAQUA
Empezó señalando los elementos de la gobernabilidad: objetivos y políticas, estructura institucional
e instrumentos de gestión, y los problemas que atraviesan.
Objetivos y políticas: falta de orientación institucional, incremento de desequilibrios (aumento
de la contaminación, daños por inundaciones, deterioro de ecosistemas, bajas eficiencias
de uso, mantenimiento de subsidios) y construcción de grandes obras sin justificación
técnica y económica.
Estructura institucional: función reguladora y normativa limitada y sesgada, proceso modernizador
crea conflictos (desmantelamiento institucional, diseminación y superposición de
funciones), e inexistencia de institucionalidad para el subsector riego.
Instrumentos de gestión: planificación, normas jurídicas, instrumentos económicos, instrumentos
técnicos, participación en la gestión, capacitación y educación.
Para finalizar presentó algunas recomendaciones para los tres elementos.
Objetivos y políticas: revisar, reconfirmar o modificar la política. Iniciar la reforma legal de
la Ley de Aguas, incluir mecanismos técnicos de evaluación de disponibilidad del agua, facilitar
la reasignación de concesiones, y crear normas para control de las inundaciones y contaminación.
Estructura institucional: determinar y redefinir roles institucionales, y jerarquizar e independizar
la autoridad del agua.
Instrumentos de gestión: iniciar un proceso de planificación participativa para mejorar la
asignación del agua (carácter impositivo de la planificación); promover reformas para disminuir
la superposición de funciones; normar y facilitar la creación de organismos para la
gestión del agua por cuenca hidrográfica; crear entidades consultivas; redefinir esquemas
tarifarios para el financiamiento del sector; crear tarifas escalonadas e incentivos; establecer
procesos fiscalización y auditorias independientes.
TRABAJO EN GRUPOS
Luego de las exposiciones, los participantes trabajaron en dos grupos a partir de cuatro
preguntas generadoras:
1. ¿Cuáles son las tendencias en la región alrededor de agua, pobreza y gobernabilidad?
2. ¿Qué temas de trabajo son comunes en la región?
3. ¿En qué temas deberíamos trabajar en los siguientes años como región?
63
4. ¿Qué retos supone como países y como región el trabajar estos temas?
Exposición del Grupo 1:
Relator: Pablo Calle
1. ¿Cuáles son las tendencias en la región alrededor de agua, pobreza y gobernabilidad?
La tendencia en los países de América Latina ha sido un modelo de gestión caracterizado
por una visión sectorizada, que ha demostrado ser ineficiente y poco participativa.
La gobernabilidad debe perseguir el uso racional del recurso agua, en forma equitativa, democrática,
descentralizada y con metas a largo plazo. Todos los beneficiarios deben ponerse
de acuerdo frente a la disponibilidad del recurso.
La pobreza ha sido medida bajo el concepto de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI),
pero no reconoce el tema político, ambiental y de exclusión.
2. ¿Qué temas de trabajo son comunes en la región?
• La pobreza.
• La urbanización de la población.
• La disponibilidad del recurso.
• La presión de los ciudadanos consumidores hacia los campesinos para que no toquen las
zonas productoras del agua.
• El marco legal.
• Los incentivos hacia los servicios ambientales.
• La deficiente tecnología como una causa del desperdicio del recurso (dotación, control de
pérdidas, elementos de control, etcétera).
3. ¿En qué temas deberíamos trabajar en los siguientes años como región?
Se debe incidir políticamente para la inclusión del tema agua y gobernabilidad en las agendas
de gobierno de los diferentes países.
El reto debe ser mirar a la pobreza más allá del aspecto económico y de las NBI. Se deben
incluir los conceptos de derechos, oportunidad de acceder a igualdad de género, diversidad,
etcétera.
4. ¿Qué retos supone como países y como región el trabajar estos temas?
• Redefinir el concepto de pobreza.
• Adaptar los modelos administrativos de gestión del agua a la administración geopolítica.
• Reformular el marco legal.
• Operativizar el concepto de gobernabilidad.
• Involucrar a otros actores en la discusión del tema (grupos sociales, étnicos, etcétera).
• Los foros deberían procurar respuestas a las políticas globales bajo un enfoque “de los
países del Norte” (gobiernos, agencias financieras, WB, etcétera) sobre los bienes estratégicos
“mundiales” tales como la Amazonia, la Antártida, etcétera, inicialmente con el conocimiento
de estas políticas.
• Se debe incluir el tema del agua en el análisis crítico del proceso de la globalización.
64
Exposición del Grupo 2:
Relatora: Inés Restrepo
1. ¿Cuáles son las tendencias en la región alrededor de agua, pobreza y gobernabilidad?
La necesidad de la gobernabilidad sobre el agua, su ausencia está llevando al caos.
La participación de la población en la toma de decisiones. Ése debe ser un proceso irreversible.
La descentralización y el fortalecimiento del papel de las municipalidades y de las organizaciones
en general.
Aún no se logra introducir el tema de género adecuada y completamente.
Se sigue mirando el agua sectorialmente, sin embargo, hay un reconocimiento sobre la necesidad
de articular instancias, organizaciones, instituciones, sectores; aunque todavía no
se ve mucho en la práctica.
La implementación de la ley de agua en todos los países. Todos los países están hablando
de implementar una reglamentación especial en torno al recurso hídrico.
La introducción del tema del manejo de aguas residuales y desechos sólidos en casi todos
los países de la región.
2. ¿Qué temas de trabajo son comunes en la región?
• El tratamiento de aguas residuales y residuos sólidos.
• Los marcos regulatorios.
• La gobernabilidad.
• La sostenibilidad.
• La descentralización.
• Los espacios de concertación para la toma de decisiones, la concertación de intereses que
mueven los distintos actores en el sector agua.
• El fortalecimiento de las asociaciones de usuarios como interlocutores válidos, con poder y
presencia.
• Los derechos y responsabilidades que tienen los distintos actores.
• La uniformización y simplificación de instrumentos, formatos, presentaciones, procedimientos,
etcétera.
3. ¿En qué temas deberíamos trabajar en los siguientes años como región?
• La conformación de redes para el intercambio y socialización de información que se produce
en los diferentes temas y la definición de una agenda común.
• El género.
• El acceso de la población pobre al agua.
• La visión integral del recurso hídrico, que integre la preservación y conservación de recursos,
políticas integrales, toma de decisiones concertadas.
65
• La sostenibilidad frente a diversos temas: migraciones, participación de gobiernos locales,
etcétera.
• La incidencia política de la gobernabilidad, incrementar el compromiso político; la incidencia
en la credibilidad y estabilidad institucional tanto en el ámbito de estructuras de las
propias instituciones como en el ámbito personal.
• El fortalecimiento de capacidades en la toma de decisiones. La mayoría de gente que toma
decisiones en el sector agua no sabe de agua.
• Los derechos y responsabilidades de los distintos actores. El control social.
4. ¿Qué retos supone como países y como región el trabajar estos temas?
Cómo influir en los gobiernos para que haya un cambio, cómo esto ayuda a disminuir la
corrupción, a mejorar el manejo que hacen los poderes económicos, los poderes “ocultos”; y
cómo incide en la recuperación de la credibilidad del Estado y la transparencia.
La solución de conflictos que se generan cuando se promueve el manejo integrado.
Los aspectos culturales. Tenemos una diversidad cultural inmensa, pero también una cultura
“machista” en América Latina. Ése es un gran reto.
Buscar la simplicidad política y jurídica, que esto nos ayude a simplificar y a no complicar
todos estos marcos.
Poner en la conciencia pública el tema del agua y del ambiente en todos los ámbitos de la
sociedad.
Cómo incidir en el gasto social.
Analizar el tema del ALCA versus el agua, cómo va incidir, qué oportunidades, amenazas y
retos representa el ALCA con relación al agua.
COMENTARIOS Y ACUERDOS
Comentarios
Del trabajo presentado por los grupos se deberían retomar las ideas más importantes y
apuntar a la construcción de una propuesta político-estratégica sobre el tema Agua y Pobreza,
debido a que en este taller no están presentes algunos actores importantes de la sociedad
(grupos indígenas, mujeres).
Lo negativo del tema agua es que la sociedad no lo percibe como un problema, los problemas
actuales son otros, es difícil movilizar a la sociedad. Estos foros deberían servir para
realizar propuestas tendientes a cambiar esta concepción.
Cada país debería tratar de incidir políticamente para ubicar el tema agua en la agenda política,
asistiendo o apoyando eventos de esta naturaleza.
La información generada en este evento debería compartirse no sólo con funcionarios de
instituciones involucradas en el tema, sino con los actores y beneficiarios de los distintos
proyectos que se encuentran ejecutando.
Acuerdos
• Crear un foro latinoamericano y gestionar financiamiento a través del gobierno de cada
país. Responsables: Dennis Gravel en Bolivia, Raúl Artiga (seguimiento)
66
• Crear un “foro electrónico” que promueva espacios de aprendizaje y de intercambio de
información. Cada miembro del foro actuará como nodo y distribuirá la información a
quien considere conveniente. Inés enviará información con links a páginas web sobre foros,
intercambio de experiencias, debates. Los interesados podrán acceder al link y formar
grupos de discusión. Responsable: Inés Restrepo
• Compartir los resultados de este foro con otros organismos y/o personas, con la finalidad
de promover el diálogo.
• Influir el tema agua en los países presentes en el foro (articulándose a las redes locales
que ya existen sobre el tema y fortaleciéndolas).
• Promover procesos incidencia política en cada país, con el fin de incluir el tema Agua en la
agenda política.
Agenda de trabajo
HORA ACTIVIDAD RESPONSABLE
Lunes 10 de febrero
9:00 – 9:10 Bienvenida Pedro Carrasco
9:10 – 9:30 Explicación de objetivos y metodología del taller Iván Palacios
9:30 – 10:15 Agua y Pobreza, estrategia regional Raúl Artiga
10:15 – 10:45 Receso
10:45 – 11:30 Avances del diálogo sobre Agua y Gobernabilidad en Ecuador Pablo Lloret
11:30 – 13:30 Avances del diálogo sobre Agua y Gobernabilidad en Perú Marco Campos
Agua y Pobreza en Perú Nelson Pinedo
Proyecto PROPILAS en Perú Francisco Soto
13:30 – 14:30 Almuerzo
14:30 – 17:30 Avances del diálogo sobre Agua y Gobernabilidad en Bolivia Víctor Rico
Avances del diálogo sobre Agua y Gobernabilidad en Colombia Inés Restrepo
Agua y Gobernabilidad, visión integral Carlos Aguilar
Martes 12 de febrero
8:30 – 10:30 Taller. Agua y Pobreza, identificación de temas comunes,
tendencias regionales, temas y retos para los siguientes años
Participantes
10:30 – 10:45 Receso
10:45 – 12:00 Plenaria. Presentación de trabajo grupal Participantes
12:00 – 13:00 Acuerdos y próximos pasos Participantes
67
Participantes
NOMBRE INSTITUCION PAIS Correo Electrónico
1. Jorge Zurita MIDUVI Ecuador zurita60@hotmail.com
2. Pedro Carrasco CARE Ecuador pcarrasco@care.org.ec
3. Nelson Pinedo FONCODES Perú npinedo@foncodes.gob.pe
4. Pablo Calle CARE Ecuador pcalle@care.org.ec
5. Roberto Chiribora CAMAREN Ecuador oscarroberto70@hotmail.com
6. Fernando Solís CARE Ecuador fsolis@care.org.ec
7. Santiago Dávila PLAN INTERNACIONAL Ecuador santiago.davila@plan-international.org
8. Marco Campos CARE Perú campos@care.org.pe
9. Víctor Rico CARE Bolivia vrico@carebolivia.org
10. Pablo Lloret GWP Ecuador plloret@hotmail.com
11. Kenneth Farr USAID Ecuador kfarr@usaid.gov
12. Ulrich Küffner PROAQUA Ecuador ukuffner@uio.satnet.net
13. Alfonso Guacho MIDUVI Ecuador cecalis@andinanet.net
14. Raúl Artiga CARE El Salvador rartiga@care.org.sv
15. Ivan Palacios CARE Ecuador ipalacios@care.org.ec
16. Yusseff Julio CARE Bolivia yusseffjulio@hotmail.com
17. Patricio Espinoza CARE Ecuador pespinoza@care.org.ec
18. Luis Tam BANCO MUNDIAL Perú ltam@worldbank.org
19. Doris Gordón PLAN INTERNACIONAL Ecuador doris.gordon@plan-internacional.org
20. Francisco Soto CARE Perú sotof@caj.care.org.pe
21. Denis Gravel BID Bolivia denisg@iadb.org
22. Inés Restrepo CINARA Colombia inrestre@univalle.edu.co
23. Roberth Gallegos OIM Ecuador rgallegos@oim.org.ec
24. Carlos Aguilar PROAQUA Ecuador yvmanti@uio.satnet.net
25. Jeannie Zielinski CARE Ecuador jzielinski@care.org.ec
26. Carlos Arias FISE Ecuador
27. Miguel Vallier EMB. PAISES. BAJOS Ecuador negovqui@attglobal.net
28. Edgar Guillén USAID Ecuador eguillen@usaid.gov
EQUIPO DE APOYO: Fátima Mosquera, Tamara Freire, Eliana Muñoz, Otto Zambrano

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: